Peritajes revelan que Francisca fue lanzada al mar aún con vida

La Fiscalía informó que las pericias al cuerpo de la menor, de 5 años, determinaron que se encontró agua en sus pulmones, lo cual indica que falleció ahogada en el mar.

06 de Agosto de 2009 | 12:07 | Audénico Barría, El Mercurio

SANTIAGO.- Los resultados de los peritajes dados a conocer hoy en la audiencia de formalización de Juan Saavedra -el único imputado por el crimen de Francisca Silva, de 5 años- indicaron que la menor fue arrojada al mar cuando aún estaba viva.


La Fiscalía reveló que las pericias practicadas al cuerpo en el Servicio Médico Legal de Valparaíso determinaron que se encontró un porcentaje de agua y plancton en los pulmones de la menor, lo cual indica que el agresor la lanzó viva al mar y la niña finalmente habría muerto ahogada.


De acuerdo a los antecedentes, las lesiones que la menor tenía en su cabeza se produjeron cuando ella aún estaba viva.


El Ministerio Público describió que la tarde del sábado el imputado llevó a la menor a su casa, donde la violó y golpeó, provocándole dos fracturas mandibulares y una conmoción cerebral debido a que le pegó con su mano en la cabeza a modo de látigo, producto de lo cual la menor perdió la conciencia.


Inconciente y desnuda, la introdujo en el bolso, donde también echó la ropa de la niña. Luego se fue en micro hasta el sector de Playa Ancha, donde la lanzó al mar y botó la ropa en el parque Alejo Barrios.


Formalizado por violación con homicidio y sustracción de menor


Tal como se había anunciado, Juan Saavedra fue formalizado por los cargos de violación con homicidio y sustracción de menor, delitos por los que arriesga una pena de presidio perpetuo calificado, es decir, 40 años de prisión efectiva.


Durante la audiencia, la familia de Francisca se mantuvo en silencio y en calma, interrumpido por llanto cuando se comenzaban a relatar los macabros hechos que condujeron a la muerte de la menor.


Una vez que la audiencia concluyó, Saavedra abandonó el Tribunal de Garantía por la parte posterior, donde había cerca de cien personas que, contenidas por Carabineros, intentaron agredir el carro de Gendarmería en que fue trasladado rumbo al complejo penitenciario de Valparaíso.


El abogado Mariano Salas, quien acompañó al imputado en sus primeros trámites judiciales, finalmente renunció a patrocinar su defensa, la que fue asumida por un profesional de la Defensoría Pública.


El abogado particular explicó que su vínculo con el imputado se limitó a que éste acudió hasta su estudio jurídico a confesar los hechos, ante lo cual le sugirió que entregara esa información a la justicia, llevándolo hasta el Tribunal de Garantía.


"Yo lo representé en un acto solemne, que es su confesión en un tribunal de justicia, y de esa manera colaboramos con el hallazgo del cadáver que se produjo gracias a esos datos, y eso fue todo lo que yo hice con respecto a su defensa. (...) Ningún abogado quiere estar metido en una cosa como ésta", afirmó el jurista.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores