Feligreses piden justicia en funeral de sacerdote que se quitó la vida

Más de 300 personas asistieron a la ceremonia precedida por el arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati.

01 de Agosto de 2011 | 14:49 | Por Francisco Águila, Emol

SANTIAGO.- Utilizando pañuelos blancos y pidiendo justicia, los feligreses de la Parroquia Santa Clara despidieron este mediodía al sacerdote Ricardo Allendes Muñoz, quien se quitó la vida el sábado pasado luego de una denuncia de abuso sexual en su contra.


A la ceremonia que partió pasada las 13:00 horas llegaron más 300 personas y 140 sacerdotes y seminaristas liderados por el arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati.


Además, asistieron los obispos auxiliares de la capital Cristián Contreras, Andrés Arteaga, el cardenal Francisco Javier Errázuriz y el sacerdote Fernando Ramos, vicario para el clero, que es el encargado de la vida espiritual de los sacerdotes.


Durante la homilía, monseñor Ezzati dijo que el camino que había tomado Allendes "desde nuestra conciencia cristiana nos hace sentir el rechazo a un gesto que no sabemos cómo juzgar, pero que es un hecho que en sí mismo, Dios no quiere para nosotros".


El arzobispo de Santiago agregó que el juzgar la drástica decisión del fallecido sacerdote, "sólo corresponde a Dios".


Aludiendo a las dificultades que ha vivido el clero en los últimos meses señaló que "a quienes hemos sido llamados por el Señor, las dificultades no faltan. La ordenación sacerdotal no nos libra de los peligros y situaciones difíciles. Somos vasos de greda portadores de un don inmenso".


Monseñor Ezzati recordó que hace 20 días compartió con Allendes luego de una ceremonia, y que en esa oportunidad le comentó todos los proyectos que tenía para la parroquia Santa Clara, lugar donde fue encontrado muerto y velado este lunes.


Tras la misa, el hermano del fallecido religioso, Carlos Allendes, pidió al supuesto denunciante que "dé la cara. Que sea hombre. Si le quería joder la vida a mi hermano, lo hizo muy bien. Ahora tiene que dar la cara, porque el no se merecía esto. La imagen de mi hermano está muy mal".


Mientras era sacado el féretro llegó a la iglesia un hombre que se identificó como Patricio Urra, quien culpó a la Iglesia por la muerte de, quien dijo, era su tío señalando además que es un hecho que se tiene que investigar. También culpó al vicario de la zona Sur, Rodrigo Tupper, de haber "ensuciado todas las pruebas".


Lo anterior fue desmentido por Carlos Allendes quien dijo que su versión era distinta a la que tenía su familia.


El fallecido párroco será sepultado en el Cementerio Católico de Recoleta.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores