Dos empresarios catalanes fueron secuestrados en Africa, vía Internet

Los dos hombres cayeron en una trampa cuidadosamente armada a través de correos electrónicos.

16 de Abril de 2009 | 09:59 | AFP
LAGOS.- Dos empresarios españoles de la región de Barcelona que habían respondido a atractivos correos electrónicos y creían estar al borde del gran negocio, terminaron secuestrados en Africa por dos semanas y fueron rescatados a fines de marzo por la policía de Nigeria.

Josep Bufi y Alonso Boj fueron víctimas de un timo frecuente en Internet y conocido como el "419", número del artículo de la ley nigeriana contra el fraude informático, rubro en el que este país africano es campeón.

La odisea empezó cuando los hombres recibieron un email de Zan Cosméticos, empresa de perfumes que les proponía entrar en el mercado nigeriano.

En estos tiempos de crisis y recesión, la tentación fue grande para los responsables de Innoenvas, pequeño negocio de embalaje y envasado plástico instalada en Polinya, cerca de Barcelona.

El caso es que si bien Zan Cosmetics existía, los mensajes eran falsos.

Para adormecer a sus víctimas y dar mayor credibiliad a sus mensajes, los artistas de la estafa que les habían escrito habían estudiado los productos de la empresa catalana, así como los materiales y máquinas que usaba.

Finalmente Bufi y Boj mordieron el anzuelo y a mediados de marzo volaron a Lagos, la grande metrópoli del sudoeste de Nigeria. En el aeropuerto los esperaban sus "socios", quienes incluso los alojaron en un hotel.

Al día siguiente partieron al lugar donde estaba la empresa, a 700 km de Lagos, y allí todo cambió. El auto en el que iban dejó la autopista y se hundió en la selva, hasta llegar a una casa en ruinas, donde, les dijeron, iban a reunirse con el dueño de Zan Cosmetics.

La trampa, pacientemente tejida durante seis meses, cayó sobre ellos.

Sus secuestradores, armados con cuchillos, exigieron de inmediato 200.000 euros y, para conseguirlos, autorizaron a Bufi contactar a su esposa.
A 5000 km de allí, en España, la respuesta se organizó. Dos especialistas en secuestros de la policía nacional partieron de inmediato para Nigeria y rapidamente, con la ayuda de la policía nigeriana, les dieron a los bandidos de su propia medicina..., por Internet.
Mientras los investigadores españoles y nigerianos localizaban a los rehenes en la región de Owerri, los secuestradores se comunicaban, por email y por teléfono, con quienes creían que eran familiares de sus víctimas, en Cataluña, para organizar la entrega del rescate.
Finalmente, la policía nigeriana tomó por asalto la casa perdida en el bosque y liberó a los dos industriales, desnutridos y hambrientos. Cuatro de los secuestradores fueron detenidos.
"Conocíamos el fraude clásico 419, que consiste en sacar dinero, pero esta vez hemos enfrentado un secuestro vía Internet", dijo a la AFP el embajador español en Abuja, Angel Losada, que saludó "la magnífica operación realizada por la policía nigeriana".
El diplomático añadió que, por supuesto, se puede hacer negocios en Nigeria, pero tomando todas las precauciones, "para evitar el 419 hay que verificarlo todo y contactar a la embajada o el consulado".
La estafa 419 nigeriano consiste en convencer a la víctima de que adelante dinero a cuenta de una suma millonaria que supuestamente va a recibir y que en realidad no existe. El timo llega a través del "spam" o correo electrónico no solicitado, en general procedente de países africanos.
A mediados de marzo, 23 personas, nigerianos en su mayoría, fueron detenidos en Madrid por una estafa con el cuento de la herencia montada a través de Internet. Cada día los malandrines enviaban alrededor de 20.000 correos electrónicos a sus eventuales víctimas.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores