Reino Unido publica en Internet más de un millón de casos criminales históricos

Los casos incluyen el intento de asesinato de la Reuna Victoria o los crímenes de Jack el Destripador.

03 de Agosto de 2009 | 10:00 | EFE
LONDRES.- El Reino Unido ha puesto a disposición de los internautas 1.400.000 expedientes de casos criminales ocurridos en el país en los siglos XVIII y XIX, entre ellos el de un médico que decía ser “Jack el Destripador” o un intento de asesinato de la reina Victoria.

Estos documentos en Internet, procedentes de los Archivos Nacionales, incluyen todos los juicios criminales celebrados en Inglaterra y Gales que fueron notificados al Ministerio del Interior entre 1791 y 1892.

Los papeles disponibles “on line” a partir de hoy recogen la aprobación de 10.300 ejecuciones, 97.000 deportaciones y 900.000 sentencias de prisión, en una época conocida como la del “Bloody Code” -"Código sangriento"-, debido a que más de 200 delitos tipificados conllevaban pena de muerte, publica hoy “The Times”.

Para acceder a estos documentos es necesario suscribirse, aunque hay un período de prueba gratuito de dos semanas.

Uno de los casos más famosos de la época fue el del intento de asesinato de la Reina Victoria en el año 1882, cuando Roderick Maclean sacó su pistola e intentó acabar con la vida de Su Majestad aprovechando que pasaba por la calle en un coche de caballos.

La Reina sobrevivió al atentado y Maclean fue condenado por alta traición, pasando el resto de su vida en un centro psiquiátrico.

El juicio a Ikey Solomon, un delincuente de la época que se hizo famoso por ser detenido, escaparse y ser procesado finalmente -y quien se cree que inspiró a Charles Dickens para crear su personaje "Fagin"- es otra de las historias recogidas en dichos documentos.

También se puede encontrar el caso del doctor Thomas Neill Cream, ejecutado por envenenar a varias personas y que fue considerado como uno de los principales sospechosos durante la investigación de los crímenes cometidos por “Jack el Destripador”.

Los expedientes colgados en Internet muestran perfectamente el grado de severidad de la Justicia de la época, con condenas de siete años y de prisión sólo por robar cebollas, o deportaciones de siete años por hurtar mantelerías.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores