A los 98 años murió el padre de la tecnología espacial china

Qian Xuesen, quien trabajó más de 10 años en Estados Unidos, es considerado un genio de la matemática.

31 de Octubre de 2009 | 06:02 | EFE

BEIJING.- Qian Xuesen, considerado el padre de la tecnología espacial china, falleció hoy en Beijing a los 98 años de edad, informó la agencia oficial Xinhua.


Qian, hijo de un maestro, nació el 11 de diciembre de 1911 en la ciudad de Hangzhou, capital de la provincia oriental de Zhejiang, y fue una de las figuras más importantes en los programas espaciales y de misiles de China.


Actual miembro de la Academia China de Ciencias y de la Academia China de Ingeniería, Qian se graduó en la Universidad de Jiao Tong en Shanghái en 1934, que contaba entonces con el mejor Politécnico chino, pero el destino se fijó en él cuando consiguió una de las llamadas becas "rebelión de los boxers".


Un año después Qian prefirió marchar al Instituto Tecnológico de Massachussetts (Estados Unidos), donde trabajó a las órdenes del profesor de origen húngaro Theodore von Karman, "padre" del programa norteamericano de misiles balísticos.


Posteriormente estudió ingeniería aeronáutica en el Instituto de Tecnología de California y en 1939, obtuvo un doctorado en la aviación y matemáticas.


Considerado un genio de la matemática, durante su estancia en la década de los 40 y principios de los 50 en Estados Unidos, trabajó en el programa de desarrollo de los primeros cohetes de largo alcance norteamericanos.


Qian es un símbolo de la "guerra fría", de la histeria anticomunista que el "maccarthismo" creó en Estados Unidos y un regalo "caído del cielo" para una China Comunista que buscaba salir del subdesarrollo y dotarse de medios bélicos propios de una gran potencia.


Los conocimientos matemáticos de Qian se pusieron en práctica en los primeros ensayos con cohetes del Caltech, a cargo de un grupo de entusiastas conocidos como la "patrulla suicida", porque los accidentes al probarlos estaban a la orden del día, y al comenzar la guerra contra las potencias del Eje se le incluyó en proyectos secretos.


Fruto de ellos fue el "Corporal", precursor de los misiles balísticos norteamericanos, lanzado en octubre de 1945, poco antes de que Qian y el grupo fueran enviados a Alemania para recoger información sobre los cohetes "V-2".


En 1950 el mundo de Qian cambió radicalmente tras una visita a su casa de agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que le acusaron de haber participado en reuniones de una "célula comunista" y, posteriormente, de ser un espía, aunque nunca se encontrara prueba alguna de ello.


Durante cinco años Qian luchó para no ser deportado a China hasta que en 1955 el entonces Presidente norteamericano, Dwight Eisenhower, aprobó la orden de expulsión y Pekín, que encontraba al científico que buscaba, le acogió y entregó además a Estados Unidos cientos de prisioneros norteamericanos hechos durante la guerra de Corea.


Recibido como un héroe en Shenzhen, fronteriza con Hong Kong, Qian recibió medios suficientes para crear la Quinta Academia del Ministerio de la Defensa Nacional, que desarrolló los misiles "Viento del Este", luego los "Gusano de seda" y actualmente la serie "M", de la que forman parte los "M-9" lanzados cerca de Taiwán.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores