Científicos afirman que acciones del hombre habrían causado un sismo en España en 2011

Análisis de imágenes satelitales que muestran la composición del terreno revelan el efecto que tuvo la extracción masiva de agua en el debilitamiento del suelo.

21 de Octubre de 2012 | 15:53 | AFP

LONDRES.- La extracción masiva de agua subterránea contribuyó a desencadenar el terremoto que el año pasado sacudió la localidad española de Lorca, causando nueve muertos y más de 200 heridos, indicó este domingo un equipo de geólogos.


El descubrimiento agrega, según ellos, nuevos elementos a las teorías de que algunos terremotos son propiciados por el hombre.


El terremoto del 11 de mayo de 2011, cuyo epicentro estaba situado a dos kilómetros al noreste de la ciudad de Lorca, sorprendió a los sismólogos. El evento golpeó la Zona de Cizalla Bética Oriental, uno de los puntos de mayor actividad sísmica de España, donde se han registrado numerosos temblores de moderados a importantes en los últimos cinco siglos.


Pero el de mayo del año pasado fue inhabitual dados los destrozos que causó a pesar de una magnitud de media de 5,1. Los científicos liderados por Pablo González de la Universidad de Ontario Occidental en Canadá investigaron el misterio.


En un artículo publicado en la revista Nature Geoscience afirman que el terremoto ocurrió a una profundidad de sólo tres kilómetros, por lo que la onda sísmica alcanzó rápidamente la superficie con pocos obstáculos en el camino.


El sismo también ocurrió en una falla compleja pero inactiva que se quebró después de que se bombeara masivamente agua de un acuífero cercano, provocando un efecto dominó de tensiones subterráneas, señalaron.


El equipo de González utilizó primero las imágenes radar del satélite europeo Envisat para crear un mapa de las variaciones del terreno en torno a Lorca antes y después del terremoto.


La imagen confirmó que el sismo se produjo en la falla de Alhama de Murcia, que se movió entre cinco y 15 centímetros. Luego investigaron la cuenca del Alto Guadalentín, un acuífero situado sólo 5 km al sur de la falla, donde hallaron extensas pruebas de subsidencia por extracción de agua. Entre 1960 y 2010, el nivel de agua subterránea de este acuífero bajó por lo menos 250 metros, según registros de pozos locales.


Un modelo informático creado por el equipo sugiere lo que ocurre: la bajada del nivel acuífero causó una brecha en la corteza, situada cerca de la falla de Alhama de Murcia. Esto llevó a un "rebote elástico" de la corteza que a su vez intensificó la presión horizontal en la falla, llevándola aún más cerca de la rotura. La investigación sugiere que la actividad humana puede causar terremotos.


"Nuestros resultados implican que la actividad originada por el hombre puede influenciar cómo y cuándo ocurren los terremotos", dice el estudio.


En un comentario, Jean-Philippe Avouac, un geólogo del California Institute of Technology (Caltech), dijo que la extracción en Lorca probablemente aceleró el proceso natural de acumulación de tensión en lugar de desencadenar propiamente el terremoto. Pero agregó que, incluso así, "las consecuencias son de gran alcance".


"Por ahora tenemos que ser cautelosos con las alteraciones de tensión inducidas por el hombre, especialmente los proyectos relacionados con el secuestro de carbono que pueden afectar a grandes volúmenes de corteza", dijo Avouac. "Sabemos cómo desencadenar terremotos, pero todavía estamos lejos de poder mantenerlos bajo control", concluyó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores