La soledad de los jóvenes chinos dispara la el uso de internet como plataforma de escape

El rápido desarrollo del país lleva a la juventud a sufrir por las presiones del trabajo, del estudio o de las propias relaciones personales, y buscan consuelo a través de las nuevas tecnologías.

24 de Marzo de 2013 | 06:02 | EFE
Simi simi

BEIJING.- La falta generalizada de confianza y la soledad a la cual se deben enfrentar los jóvenes chinos los ha llevado a estar cada vez más conectados con las nuevas tecnologías, algo que los expertos atribuyen al competitivo sistema educativo del país y a la política demográfica del hijo único.


El vínculo que estos jóvenes han logrado gracias a los nuevos dispositivos y redes sociales se vio reforzado, en los últimos años, debido a la evolución la tecnología móvil y las numerosas aplicaciones "sociales" disponibles en la red.


Uno de los fenómenos recientes con mayor éxito son los chats de respuesta automática, este es el caso de una red conocida como Simi simi, que en tres meses conquistó a más de 2,2 millones de chinos por su habilidad a la hora de responder a los mensajes de sus seguidores. Aunque se trata solamente de una extensa base de datos manejada por un programa informático sofisticado, las respuestas de esta app, que tiene como protagonista a un polluelo amarillo, sorprendió a los jóvenes chinos por su espontaneidad y precisión.


"Al menos no molesto a nadie cuando le pregunto a él", dice una usuaria de la red social Weibo, el microblogging similar a twitter, donde los usuarios destacan la capacidad Simi simi para hablar de temas de actualidad, como la contaminación, y hasta les entrega consejos "sabiamente" sobre sus escasas relaciones amorosas.


Aunque el éxito de la aplicación se puede interpretar como una forma más de entretenimiento para los jóvenes chinos, desde muchos sectores supone una razón adicional para sostener que la tendencia cerrada de la sociedad empuja a los adolescentes a buscar en la tecnología lo que no encuentran en sus relaciones con las demás personas.


La directora del centro de la juventud de la Academia China de Ciencias Sociales, Li Chunlin, aseguró que, además de la reciente proliferación de nuevas formas de comunicación virtual, la política de hijo único del gigante asiático y su sistema educativo también han contribuido a este fenómeno. "Ser hijo único puede aumentar la soledad, algo que, junto a un sistema educativo muy competitivo y con mucha presión, hace que algunos estudiantes se refugien en un mundo virtual que mitigue el sufrimiento", explicó.


La aplicación llega a tal extremo que, cuando se le escribe que la persona vive en completa soledad, Simi simi contesta: "Voy a ser tu novio/a, ¿qué te parece?".


La solitaria vida de los jóvenes asiáticos


Por otro lado, el rápido desarrollo del país lleva a muchos jóvenes urbanitas a sufrir por las presiones del trabajo, del estudio o de las propias relaciones personales, con el agravante que en algunos casos no se cuenta con un hombro en el que llorar.


"Hay muchísimos casos de jóvenes que abandonan sus lugares natales y buscan una oportunidad en una ciudad desconocida, donde se ven obligados a establecer relaciones sociales de nuevo, cosa que a veces no consiguen", añadió la socióloga.


Además, una encuesta reciente de la Academia China de Ciencias Sociales constató que el nivel de confianza entre los ciudadanos chinos se sitúa en mínimos históricos y que uno de cada cuatro ciudadanos "no confía en nadie".


Ante el fenómeno, varios centros médicos e incluso universidades ofrecen sesiones de asesoramiento psicológico para aquellos estudiantes que necesiten hablar cuando sufran ansiedad.


"El hecho de quedarse con estos sentimientos dentro de uno puede derivar en una enfermedad", aseguró al rotativo China Daily el subdirector del centro de asesoramiento psicológico de una universidad de Shanghái.


En las peores circunstancias estos casos pueden acabar en suicidio, que ya es la primera causa de muerte entre los jóvenes de entre 15 y 34 años, según un informe reciente del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades chino. "Cualquier fórmula es buena si evita estos casos", apuntó Li, que también ve ventajas al cambio en la forma de comunicación de la juventud. Por ejemplo, constató que "la organización de actividades a través de estos canales se está volviendo habitual", algo que, a su juicio, "quizás se va a utilizar para movimientos políticos que cambiarán nuestra vida social y política".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores