Científicos japoneses logran desarrollar un hígado a partir de células madre

Esta investigación podría resultar en un gran avance en la medicina regenerativa, específicamente al entregar una solución frente a la falta de donantes que existen actualmente.

04 de Julio de 2013 | 09:23 | Emol / EFE
Takanori Takebe

LONDRES.- Un equipo de científicos japoneses de la Universidad de Yokohama ha desarrollado un hígado funcional para seres humanos a partir de células madre pluripotentes inducidas (iPS), según publica esta semana la revista científica Nature.


Para llevar a cabo esta investigación los científicos implantaron en un ratón un proyecto de hígado que se fue transformando en un órgano vascular con las propiedades de un hígado humano. El tejido hepático humano utilizado pudo producir proteínas específicas con una función depurativa, lo que permitió mejorar la supervivencia de los ratones con problemas hepáticos.


Este estudio podría suponer un gran avance en la medicina regenerativa para humanos, al solucionar la escasez de donantes para curar enfermedades por insuficiencia de los órganos en fase terminal. No obstante esta aplicación podría demorar bastante, ya que los científicos deberán esperar al menos siete años para comprobar si estas técnicas podrían funcionar en personas.


De todas formas, la investigación del equipo científico de Yokohama presenta un avance con respecto a estudios anteriores, específicamente porque se ha centrado en las fases más tempranas de la creación de un órgano. Todo esto a través de las llamadas células madre pluripotentes (iPS), capaces de convertirse en cualquier tipo de tejido, al igual que las células madre embrionarias.


"Mezclamos tres tipos de células, incluyendo las células iPS humanas derivadas del hígado, y dejamos que se cultivaran imitando el proceso de desarrollo de un órgano tridimensional normal: con una frecuencia, cantidad y calidad determinadas", explicó Takanori.


De este modo, lograron producir la temprana estructura de un hígado al recrear la interacción habitual que se da entre las células durante las primeras fases de gestación de un órgano.


A raíz de esta combinación de células iPS humanas surgieron, 76 horas después, los brotes de un "hígado humano rudimentario con una red de vasos sanguíneos en su interior", que logró mantener su flujo sanguíneo y ser bien recibido por el ratón una vez trasplantado.


"El impacto de nuestra investigación radica en que proponemos que la terapia de trasplante de órganos en estados de gestación, diferente al trasplante de células o al trasplante de órganos ya maduros, podría ayudar al tratamiento de algunas enfermedades", declaró el científico japonés.


El mayor reto que encuentra ahora el equipo de Takanori es descubrir cómo crear una gran cantidad de estos brotes hepáticos para generar un hígado del tamaño de un adulto, uno de los órganos mayores del cuerpo.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores