Astrónomos chilenos en ALMA captan un luminoso nacimiento en la Vía Láctea

Los expertos lograron captar una protoestrella en formación, un proceso difícil de captar y que en esta oportunidad corresponde a uno de los astros más masivos en la Vía Láctea.

02 de Septiembre de 2013 | 15:04 | Emol
ALMA(ESO/NAOJ/NRAO)

ATACAMA.- Este lunes, un grupo de astrónomos chilenos ha capturado un nuevo y asombroso fenómeno de nuestra galaxia gracias al radiotelesocopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). En esta oportunidad, estos expertos lograron detectar una estrella en formación, o protoestrella, que sería una de las más luminosas y masivas encontradas en la Vía Láctea.


El estudio se centró en la observación de una nube molecular gigante, denominada G331.5-0.1, que se ubica en el brazo espiral de Norma, dentro la Vía Láctea y a unos 24 mil años-luz de la Tierra.


Los astrónomos pudieron observar este proceso gracias a un trazador (emisión en monóxido de silicio, SiO) que les permitió observar los choques que se producían entre el chorro de gas eyectado entre el objeto y su medio ambiente, revelando la existencia de una estrella muy luminosa y masiva en formación.


Este tipo de estrellas masivas se caracterizan por tener una rápida evolución, teniendo vidas de solo unos pocos millones de años hasta finalmente explotar como supernovas. Una vida que es bastante corta en comparación con otros astros como el Sol, que viven alrededor de 9 mil millones de años.


Dado este corto tiempo de vida y la escasez de estrellas masivas en la Vía Láctea, actualmente se sabe poco sobre éstas y su proceso de formación, a pesar de que juegan un rol clave en la evolución de las galaxias.


"Son la principal fuente de elementos pesados y de radiación ultravioleta, afectando el proceso de formación de estrellas y planetas, además de la estructura física, química y morfológica de las galaxias", indicó el autor principal del estudio, Manuel Merello, estudiante de doctorado en la Universidad de Texas y ex-alumno de Magíster de la Universidad de Chile, a través de un comunicado.


Sin embargo, agrega que "es difícil observar el 'nacimiento' y las fases tempranas de este tipo de astros por lo que haber podido ahora hacerlo con ALMA nos permite entender más acerca de la interacción entre la radiación y el viento generados por este tipo de objetos, con el medio interestelar que los envuelve en etapas muy tempranas", explica.


Dentro de estas mismas observaciones, los astrónomos también encontraron una segunda estructura molecular de menor velocidad y con simetría esférica. "Es como una cáscara", aseguró Guido Garay, académico de la Universidad de Chile y miembro del equipo investigador.


Esto revelaría que en el proceso de formación de esta estrella aparecen dos tipos de vientos estelares: uno altamente colimado que genera el chorro, y otro esféricamente simétrico que produce la cáscara, lo que no había sido visto por lo menos hasta este minuto.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores