"Cementerio planetario" esconde clave de posible vida extraterrestre

Científicos encontraron un asteroide formado por roca y gran cantidad de agua que orbita una estrella enana blanca.

10 de Octubre de 2013 | 21:21 | AFP

Una representación artística del asteroide, con la estrella enana blanca en la parte inferior. No es posible por ahora para la ciencia obtener imágenes del sistema: hallazgos de este tipo se realizan mediante espectrografía.

AFP

WASHINGTON.- Un histórico hallazgo realizado por un grupo de científicos que estudian los exoplanetas -cuerpos situados fuera del sistema solar- abre las expectativas más sólidas hasta ahora en favor de la existencia de vida en otros planetas.

El descubrimiento consiste en un gran asteroide rocoso rico en agua que orbita una estrella situada a unos 170 años luz de la Tierra.

Nunca antes se había logrado captar un cuerpo con estas características fuera de nuestro sistema, apuntaron los autores de un estudio europeo publicado el jueves por la revista estadounidense "Science".

La observación marcó un hito luego de la paciente búsqueda practicada sobre 12 exoplanetas destruidos, cuyos restos circundan estrellas "ancianas" conocidas como enanas blancas.

Estos astros se expandieron, agotaron su combustible nuclear y, en el proceso, destrozaron los cuerpos que las orbitaban.

Hasta ahora, los esfuerzos para detectar la "huella" espectroscópica del agua en esos fragmentos no había tenido éxito.

Polvo y escombros

El éxito se encontraba escondido en los restos de un asteroide que tuvo al menos 90 kilómetros de diámetro y que orbita una enana blanca bautizada como GD 61.

"En esta etapa de su existencia, todo lo que queda del cuerpo rocoso es el polvo y los escombros alrededor de la estrella moribunda", explica el profesor Boris Gänsicke, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick, Reino Unido, uno de los principales coautores del hallazgo.

"Pero este cementerio planetario es una rica fuente de información", subraya. "Los restos contienen evidencia química que revela la existencia de este antiguo asteroide rocoso rico en agua".

Los astrónomos también detectaron entre los escombros la presencia de magnesio, silicio, hierro y oxígeno, ingredientes claves de las rocas.

De hecho, los planetas rocosos, como la Tierra, se forman por la agregación de asteroides en órbita.

Mucho más "húmedo" que la Tierra

"El hecho de encontrar tanta agua en un cuerpo celeste grande significa que los materiales que forman los planetas habitables y estos planetas existieron o todavía existen en el sistema solar GD 61 y probablemente en otros numerosos sistemas similares", explica Jay Farihi, astrofísico del Instituto de Astronomía de Cambridge, principal autor del descubrimiento.

El asteroide, que pudo haber sido un planeta enano, se formó con 26% de agua, una proporción similar al planeta enano Ceres de nuestro sistema solar.

En comparación, la Tierra es muy seca: pese a su rol crucial en la superficie de nuestro planeta, el agua representa apenas 0,02% de su masa total.

De acuerdo con los astrofísicos, la estrella GD 61 agotó su combustible hace 200 millones de años para convertirse en una enana blanca. Una parte de su sistema planetario sobrevivió, pero no los asteroides y los planetas enanos.

Para esta investigación, los científicos se basaron principalmente en observaciones hechas a partir de un espectógrafo a bordo del telescopio espacial Hubble, que se anotó otro triunfo en su carrera de descubrimientos y sigue perfilándose como el motor de varios de los avances más importantes de la astronomía mundial.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores