Revisamos el Moto G, la apuesta de Motorola para el mercado de los teléfonos económicos

El teléfono, que llegará a Chile la próxima semana, se caracteriza por una buena construcción y una pantalla de alta definición, algo inusual para el segmento en el que competirá.

13 de Noviembre de 2013 | 13:28 | Javier Neira R., enviado especial a Sao Paulo
Javier Neira R., Emol

SAO PAULO.- Esta mañana Motorola presentó en Brasil su nuevo teléfono, el Moto G, el segundo equipo que lanza desde que fue adquirida por Google y que sigue el camino iniciado por el Moto X: dispositivos sencillos que buscan conquistar al usuario más que por sus especificaciones.


En el caso del Moto G, la apuesta es irrumpir en el segmento medio del mercado con una oferta que incluye componentes actuales y que asegura compatibilidad de software y funciones, a diferencia de los equipos "económicos" de otras compañías.


Lo primero que llama la atención del Moto G es su tamaño. Aunque su pantalla es técnicamente más pequeña que el Moto X (4.5 pulgadas versus 4.7 del teléfono anterior), el tamaño total del equipo es igual, con un diseño muy similar.


A primera vista, nada del Moto G hace notar que es un equipo de gama media que apunta a un mercado más económico. Su construcción es sólida, su pantalla tiene una buena resolución (HD a 720p) y la terminación suavizada del plástico lo levantan de inmediato frente a su competencia.


Al usar el equipo es fácil notar en qué partes Motorola recortó costos: Moto G no tiene conexión LTE, no tiene las funciones de control por voz del Moto X ni tampoco su sistema de "captura rápida de fotos" que activa la cámara al agitar la muñeca. Pero estas ausencias no afectan la experiencia general del equipo que –en el breve tiempo que tuvimos con él- supera fácilmente al resto de los teléfonos de su segmento.


Incluso en funciones que requieren más poder de procesamiento, como correr juegos de alto requerimiento gráfico como "Asphalt 8", el chip Snapdragon 400 de Qualcomm y su 1 GB de RAM parecen responder bien.


Lamentablemente un punto que no mejora es la cámara. Esta vez, Motorola incorporó un sensor de 5 megapixeles, frente a los 10 del Moto X. Si bien la captura es rápida, los resultados –al menos en nuestras pruebas- parecen tener mucho procesamiento, entregando imágenes con colores muy suavizados. Si bien es necesario hacer pruebas más extensivas, en otras condiciones más allá de las de un salón de eventos, pareciera que Moto X no logra superar los problemas de las cámaras en Android.


Uno de los puntos más interesantes de Moto G es que viene de fábrica con Android 4.3 (Jelly Bean) y tiene asegurada la actualización a 4.4 (KitKat) en enero de 2014. Esto garantiza compatibilidad de aplicaciones y la última versión de los servicios de Google.


Moto G llegará a Chile, en los tres operadores más grandes del mercado local, en su versión de 16 GB (con espacio para una SIM) con un precio que rondaría los $150.000 en prepago. Los accesorios del equipo (cubiertas flip, carcasas de colores y bumpers) y los audífonos de Sol Republic también llegarán al país, estando disponibles a través del retail.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores