EE.UU. prueba arma láser que destruye bombas en el aire

El aparato de alta energía también puede derribar drones y es capaz de generar un "paraguas" que protege bases avanzadas contra ataques con artillería y misiles.

13 de Diciembre de 2013 | 10:13 | AFP

El arma láser está montada sobre un camión de cuatro ejes que brinda gran movilidad.

Boeing

WASHINGTON.- Varias decenas de disparos de mortero de 60 mm fueron destruidos en vuelo por un láser experimental durante una prueba realizada por el Ejército de EE.UU. en el histórico polígono de White Sands (Nuevo México), "cuna" en la que miles de las armas más avanzadas de ese país han cumplido su bautismo de fuego.

Esta vez, según responsables de los testeos, el revolucionario dispositivo de alta energía demostró su capacidad para detener rondas de artillería tradicional cuando se encontraban en el aire, antes de llegar a sus objetivos.

El láser "tuvo éxito significativo", según revelaron funcionarios del Pentágono.

Haz letal del tamaño de una moneda

Como si se tratara de un dispositivo de ciencia ficción, el láser está instalado en una torreta sobre el techo de un vehículo militar de ocho ruedas. Desde esa posición pudo derribar más de 90 proyectiles de mortero y varios drones (aviones sin piloto) de menor tamaño, en pruebas que se extendieron durante seis semanas.

"El sistema es capaz de detectar rápidamente por radar esos pequeños objetivos, apuntar el haz del láser, que tiene el tamaño de una moneda, y destruir el objetivo mientras está en vuelo", explicó Mike Rim, segundo director del programa en Boeing.

La iniciativa, denominada "High Energy Laser Mobile Demonstrator" (HEL MD), o demostrador móvil de láser de alta energía, es desarrollada por Boeing por encargo del Pentágono. El concepto inicial apunta a contar con un dispositivo defensivo que pueda proteger bases adelantadas de los disparos de artillería o cohetes enemigos.

El láser de prueba tiene potencia de 10 kW. Nuevos ensayos prevén el empleo de aparatos de potencias entre cinco y diez veces superiores y buscarán elevar las capacidades del sistema para afrontar objetivos como los misiles de crucero.

Aunque los tests tuvieron éxito, expertos estiman que el láser no estará operativo hasta 2022 si el Ejército decide comprar el sistema.

De esta manera, las armas de este tipo parecen comenzar a encontrar su lugar dentro del arsenal estadounidense. De hecho, la Armada de esa potencia tiene previsto equipar en 2014 el destructor USS "Ponce" para convertirlo en una base flotante dotada con un láser diseñado para destruir pequeños barcos o drones de vigilancia.

Entre los problemas que deben solucionar estos dispositivos antes de llegar a los campos de batalla reales se cuenta su sensibilidad a las condiciones del tiempo, pues las nubes o una simple neblina pueden debilitar su letalidad.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores