Industria musical reunida en Cannes piensa cómo moverse hacia la era digital

En la reunión anual de la asociación Midem, el centro de la atención es cómo migrar desde el decadente mercado de la venta de CD hacia Internet, donde descargar música no tiene por qué ser un acto ilegal.

28 de Enero de 2008 | 17:17 | Reuters
El Mercurio

CANNES.- Lejos de los titulares sobre despidos masivos, caídas globales de ventas o artistas que no ganan nada, la industria de la música empieza a atreverse con nuevos modelos de negocios, tomándose en serio las ventas digitales para dejar atrás al decadente CD.

En la reunión anual de Midem que se realiza esta semana en la costa francesa, un nuevo servicio de descargas de música en Internet copaba la atención de los asistentes: Qtrax. Su publicidad decía que en el tiempo que duraba la feria, se harían 1.2 billones de descargas ilegales.

Es uno de los servicios que se lanzan luego de las continuas críticas que ha recibido la industria por atacar a la piratería y seguir defendiendo la compra de los CD, cuando lo que debería haber hecho es encontrar la solución a través del desarrollo de servicios alternativos.

Janus Friis, que alguna vez aterrorizó a la industria con la red de archivos compartidos KaZaa, dijo en la conferencia Midem que la industria empezaba a moverse hacia una posición más adecuada, citando los sitios de descarga legales Last.fm e Imeem como ejemplos.

Last.fm, basada en Londres, tiene más de 15 millones de usuarios activos y es conocida por su sistema de recomendación de canciones entre los fans. La semana pasada anunció un acuerdo que permitirá a los usuarios escuchar canciones gratis en la red (streaming), al conectarlos con una tienda online legítima como Amazon o iTunes.

La red social Imeem también se ha construido alrededor de la música y su financiamiento proviene principalmente de la publicidad, y cuenta con 20 millones de usuarios.

Steve Jang, gerente de marketing de Imeem dijo a Reuters que el sitio tenía una gran lealtad por parte de sus usuarios porque ofrecía mucho más que una compra.

Como parte de la transición, el manager de U2, Paul McGuiness, dijo que ha llegado el tiempo de pensar en una nueva forma en cómo la música y la tecnología pueden trabajar juntas, agregando que la gratuidad ya ha estado instaurada por demasiado tiempo.

Además habló sobre la idea que la música puede ser provista como parte de un servicio de suscrpición por un proveedor de Internet de la misma forma que algunas compañías de telefonía móvil lo han hecho, compartiendo sus ingresos.

Pero no es sólo el sistema de pagos el que está cambiando.

Cuando Guy Hands, el nuevo dueño de la EMI británica, reveló sus planes para el agobiado grupo, dijo que buscaría adquirir un rol de tratos para auspicios corporativos, donde un álbum o tour podría ser financiado por un auspiciador.

Harvey Godsmith, el veterano promotor de la música, dijo a Reuters que la idea de combinar músicos con marcas no es nueva, y advirtió que tenía que ser manejada con cuidado.

“Algunos shows como los del grupo musical Arctic Monkeys, podrían sentir que su credibilidad podría estar amenazada”, ya que son unos de los tantos músicos nacidos al alero de sitios como MySpace, e independientes de un sello discográfico.


“Pero la verdad es una oportunidad –prosigue-. Hay que recordar que una banda también es una marca, y si pueds juntar las dos y hace sentido, entonces está bien”.


COMENTA ESTA NOTICIA

Las tiendas digitales

El informe de la IFPI (Federación internacional de la industria fonográfica) dado a conocer la semana pasada, también apuntaba a la necesidad de desarrollar los servicios de música online y eliminar las barreras que impedían su crecimiento, ya que el mercado de la música digital está siendo obstaculizado por la falta de operabilidad entre los servicios y los dispositivos .


 


En los últimos cinco años, la música digital ha registrado ganancias por 2.9 billones de dólares y aumentó un 40% en 2007, lo que sigue siendo muy bajo y no compensa la fuerte caída en las ventas de CD a nivel mundial.   



Destaca que hoy existen más de 500 servicios legítimos de música digital en todo el mundo, ofreciendo más de 6 millones de pistas - más de cuatro veces el inventario de una tienda de música tipo Megastore.


 


Sin embargo, en Chile hay disponible sólo una: wow.cl. En esta tienda virtual se pueden adquirir canciones a $630 que vienen con DRM, lo que impide por ejemplo, tocarlas en cualquier iPod.


 


Por el momento, están disponibles canciones sólo de Warner Music y Sony BMG.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores