Porrazos, golpes y destrozos en Viña: Llegó A*Teens

El arribo del cuarteto sueco provocó un alboroto que tiene asustados a los padres de los adolescentes cantantes. Ellos, en cambio, lo encuentran "cool".

16 de Febrero de 2000 | 08:38 | EL MERCURIO
VIÑA DEL MAR.- La llegada del cuarteto sueco A*Teens al Hotel O'Higgins, ayer por la mañana en medio de la expectación de cientos de fans y otros tantos periodistas, debe haber sido una de las más espectaculares en los últimos años del certamen.

Los ánimos se pusieron al rojo vivo apenas los cantantes descendieron del vehículo que los transportaba desde Santiago. A duras penas, el guardaespaldas del grupo trató de apurar el ingreso al hotel empujando a sus pupilos por las escaleras de acceso. Resultado: tres de los cuatro A*Teens de boca en el suelo.

En medio del caos, una de las representantes de su compañía discográfica fue a parar también al suelo y demasiados pies pasaron sobre ella persiguiendo a los ya aterrorizados recicladores de Abba. De atrás, los atónitos padres de Dhani y Marie, miembros del grupo que visita Sudamérica por primera vez, no podían dar crédito al nivel de violencia del momento y estuvieron a punto de perder el control. Instinto paternal.

A esas alturas, la seguridad no encontró nada mejor que refugiar a los chicos al interior del bar Harris, ubicado a un costado del lobby del hotel O'Higgins, que, con sus puertas de vidrio cerradas para impedir el ingreso de los acosadores, durante un par de minutos cumplió su cometido.

Eso, claro, hasta que uno de los reporteros-bufones de Canal 13, Patricio Oñate, comenzó a arengar a los fotógrafos y camarógrafos reunidos para presionar las puertas de acceso. "Vamos, cabros, un, dos, tr...". La puerta de cristal estalló en mil pedazos y los A*Teens, aterrados, corrieron a refugiarse a la cocina.

Entre las ollas, tiritando, Marie, la rubia vocalista, se dio cuenta que durante el tumulto le habían arrebatado una de sus zapatillas. Mientras, el manager de la banda trataba de impedir que otra cámara de la estación católica siguiera la invasión y recibía un codazo en pleno rostro, gentileza de otro de los reporteros "graciosos" de "La mañana del 13".

Combos iban, combos venían. Hasta que, de la nada, apareció uno de los fans que, orgulloso, mostraba su gastado trofeo de guerra: la Converse izquierda de Marie. Los flashes y los micrófonos se fueron sobre el afortunado para contar cómo había sido eso de estar cerca de sus ídolos.

Todavía escondida con sus compañeros, Marie mandó a buscar la zapatilla. No iba a perderla, lógico. Y cuando salió una representante de la casa disquera a buscarla, otro sabueso televisivo pidió que, por favor, primero dejaran entrevistar al chico con la zapatilla en la mano antes de devolvérsela a su dueña. Así se hizo.

Mucho más calmados y ya todos con zapatos, los suecos fueron luego a la Quinta Vergara para un breve ensayo de su show de esta noche. Por la tarde, ofrecieron el único encuentro oficial con la prensa, donde cantaron a capella una parte de "Mamma mia" para los acalorados y escépticos asistentes. Luego, en conversación con "El Mercurio", el grupo declaró estar sorprendidos y hasta asustados del recibimiento local. A la colorina Sara todavía le dolía la rodilla y Dhani lamentaba haber perdido sus gafas. "Yo creo que nuestros papás están algo shockeados", contó Marie. "Parece que vamos a tener que quedarnos en el hotel todos los días, a lo más bajaremos a la piscina. Queríamos salir un poco, pero creo que va a ser imposible".

- ¿Esperaban algo así?

"No", sonríen a coro. Y el moreno Amit agrega: "Tenemos amigos chilenos en Suecia y nos dijeron que el público de Viña del Mar es exigente y cosas así. Pero no pensamos que nos pasaría esto. Sabíamos que sería loco, pero no tanto. ¿Por qué tanto alboroto? Eso de romper ventanas... Es primera vez que nos pasa. Pero es cool".

- ¿Les van a creer sus amigos en Suecia cuando les cuenten?

"No. Por eso nuestros padres y la gente del sello están grabando todo con cámaras y sacando fotos".

Para el show de esta noche A*Teens tiene contemplado hacer ocho canciones. Se quedarán acá hasta el proximo jueves y después partirán a Argentina.

- ¿Han escuchado hablar de los fans argentinos? Pueden ser más locos que los de acá...

"¿En serio?", mira Sara, abriendo los ojos con legítimo temor. "Oh, Dios, nos vamos a morir". Y Marie termina: "De momento, nuestros únicos planes es que no nos maten antes de llegar a Argentina. Además, estamos todos solteros".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores