Oyarzo Muñoz

Columna por Gonzalo Maza

20 de Febrero de 2000 | 01:40 | El Mercurio
Los Oyarzo Muñoz tienen un vicio. "Hay gente que fuma, otros que toman, pero a nosotros nos gusta sacarnos fotos con los famosos. Eso es lo que hacemos siempre". Y el vicio los tiene paseando todos los días, con una cámara en la mano, por el hotel O'Higgins.

Todo comenzó en 1995, cuando los Oyarzo Muñoz venían al festival a mirar a la gente. Se consiguieron entradas para un programa que, en ese entonces, animaba Leo Caprile en Megavisión. Y ahí, un momento mágico los marcó: "Conocimos a Sandy y Papo, los que cantan", explica Jannette, la mamá de los Oyarzo. "Y nos sacamos una foto y fue re bonito, porque estuvimos en la piscina con ellos. Nos invitaron a comer, y después nos pidieron la foto que nos sacamos para ponerla en internet. Es la foto que más queremos, porque después Papo se murió y nosotros recordamos con mucho cariño cómo nos trató".

Los Oyarzo Muñoz ya llevan cinco años en lo mismo y en el festival se dedican de tiempo completo a trabajar para cumplir un sueño: ser la familia con más fotos de famosos en el mundo. "Ya llevamos cuatrocientas fotos y queremos llegar a mil, que es el récord que tiene una vieja no sé dónde", explica Edith (15), la hija mayor. "Tenemos el contacto hecho para salir en el libro de Guinness, porque un tío nuestro hizo la torta más grande del mundo, en Curicó".

En el festival, los días para la familia Oyarzo Muñoz, oriunda de Quilpué, parten a las 11 de la mañana y se quedan fácilmente hasta las 4 de la madrugada. La estrategia de Juan Oyarzo, el papá, quien pide vacaciones en su trabajo en un hogar de niños para dedicarse a esto, es hacer que sus tres hijos se cuelen a buscar los famosos y él estar siempre listo con la cámara para sacar la foto.

"Acá no cuesta entrar tanto, el problema era más en el hotel Miramar". Fue allí donde Edith encontró un closet con ropas de camarera, se disfrazó, y hace dos años logró conocer a los Backstreet Boys. "Me hablaban en inglés, pero yo no les entendía, y lo único que logré fue que me dieran una servilleta autografiada. Y después, más encima, la foto que nos sacamos salió velada".

"En la casa tenemos un álbum especial con todas las fotos. Con la Patty Manterola, la Denisse Campos, la Paulina Nin, con Chayanne, que lo pillamos acá en el subterráneo".

Como les pasaba que antes se sacaban fotos con todos los que venían al hotel, y después no se acordaban quién era el famoso de la foto, ahora se han puesto más selectivos.

"Sacamos como siete rollos a la semana, así que, por ejemplo, ya no nos sacamos nada con los modelos del 'Venga Conmigo'".

En cuanto al festival mismo, no les importa tanto: anoche fue la segunda vez en sus vidas que los niños fueron a la Quinta Vergara. Recuerdan con cariño cuando el más chico, Fabián (11), a sus cinco años, estuvo en los brazos de Thalia. O cuando Alvaro Scaramelli, muy simpático, lo tiró a la piscina del hotel.

"En todo caso, el más pesado de todos fue ese que hacía de cieguito de "Rosabella" (Rodrigo Bastidas), que se creía todo".

Gonzalo Maza
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores