El síndrome "Pinto Durán"

Nelson Acosta entregó ayer la nómina para el partido con Uruguay. Los nombres quedaron en segundo plano, porque el director técnico optó por una línea confrontacional. Su tono duro e irascible grafica una situación apremiante pese a que los dirigentes siguen respaldando su gestión.

24 de Mayo de 2000 | 12:22 | El Mercurio
SANTIAGO.- Los periodistas con más años dicen que cuando los entrenadores de la selección nacional viven momentos difíciles, con algún compromiso duro en la agenda, suele afectarles el "Síndrome Pinto Durán". Ayer en el complejo de Macul, Nelson Acosta ratificó la vigencia de la frase. Luego de entregar el plantel que afrontará el duelo ante Uruguay en el Centenario de Montevideo, mostró que su genio no era de los mejores.

Es cierto que el calvo entrenador vive su momento más complicado al frente del cuadro nacional. Pero eso no alcanza a justificar sus respuestas en la conferencia de prensa. En rigor, Acosta no contestó. Casi ladró a los eventuales interrogadores, especialmente cuando las consultas apuntaron a la citación de Sebastián Rozental, al regreso de Fabián Estay y a la ausencia de Sergio Vargas.

No le gustó al seleccionador que le consultaran a qué jugaría Chile frente a sus anteriores compatriotas (Acosta nació en Uruguay). "La pregunta está mal formulada interpeló porque con Argentina y Perú mostramos un esquema de juego, con cuatro en el fondo o tres, pero no se puede decir que si vamos a jugar a algo".

Fue el comienzo de sus rezongos. Su ceño no se modificaría en todo el encuentro. Ni siquiera cuando se le apuntó sobre las dudas y temores de los jugadores al concurrir al control de dóping. En este punto se mostró respetuoso de las reglas y confiado en los mecanismos de control del proceso, en abierta contradicción a la opinión mayoritaria de los futbolistas.

"Todas las semanas se hace el control, es el mismo y no hay otro. Es algo que está estipulado. No puedes andar desconfiando de todo. Mientras no se demuestre lo contrario no se puede descalificar el sistema. No soy de los que andan desacreditando las normas. Este control es el que rige para todos en las eliminatorias y los jugadores no pueden estar inquietos", en una postura que puede calificarse como una declaración de principios.

Su rostro volvió a exhibir molestia cuando las consultas buscaban saber si se sentía presionado por las consecuencias del partido en el Centenario. "Siempre hay presión en el fútbol. Si no la tienes significa que el tema no te interesa. Los que trabajan, los que están en esto, tienen presión, pero los que no están no tienen ninguna. Ellos están tranquilos", argumentó.

Su enojo fue aumentando cuando las preguntas apuntaron a los nuevos jugadores convocados. Por ejemplo, en el caso de Fabián Estay. "Estuvo en el Mundial y en la Copa América. Ahora no participó en dos partidos, pero es un jugador que ha formado parte del proceso. Tiene experiencia, es una alternativa de salida en el mediocampo", explicó.

Luego vino el turno de Sebastián Rozental. Fue quizás el punto de mayor ira del entrenador, sobre todo cuando le recordaron que antes de viajar a Europa había mostrado su molestia por las versiones de prensa que planteaban la presencia del zurdo en la Roja y cuestionado la jerarquía de la liga escocesa y el nivel del delantero. "Yo veo los jugadores y los elijo cuando creo que deben estar", fue su lacónica intervención.

Sobre la confirmación de Nelson Tapia y Marcelo Ramírez como arqueros y la no citación de Sergio Vargas, Acosta insistió que era su prerrogativa la citación de jugadores y que "Tapia ha cumplido. Esa es mi opinión".

En relación a las opiniones que llegan desde Uruguay, en orden a que Chile es una selección desesperada por sus malos resultados y fondo de juego, Acosta mostró su desacuerdo: "Vamos a mejorar, de eso estoy convencido, pero no somos un equipo desesperado".

Para sentenciar la jornada, al ser consultado por su mal humor, Nelson Acosta cerró la discusión: "Me río con la gente que quiero, hablo con los que quiero y digo lo que tengo que decir".

Punto y final.

Vea nuestro especial sobre las Eliminatorias

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores