Huneeus: Nadie debe ni puede sacar cuentas alegres

Según el cientista político y director del Cerc, Carlos Huneeus, la Alianza por Chile y la Concertación comenzarán a vivir escenarios políticos distintos y más difíciles, tanto interna como externamente. Asegura que la UDI fue la única que se vio favorecida por el sistema electoral.

30 de Octubre de 2000 | 17:24 | Juan Carlos Muñoz/Emol.com
SANTIAGO.- Para el cientista político y director del Cerc Carlos Huneeus, nadie puede sacar cuentas tan alegres en la elección de ayer. Dice que la Alianza por Chile y la Concertación comenzarán a vivir escenarios políticos distintos y más difíciles, tanto interna como externamente. Asegura que la UDI fue la única que se vio favorecida por el sistema electoral.

¿Estaría la Concertación pasando a un tercer lugar luego de la elección de ayer, como lo afirmó el analista Francisco Javier Cuadra?. El asegura que la UDI y Renovación nacional pasaron a ocupar el primer y segundo lugar.

Respecto a la elección presidencial la Concertación tiene una buena situación, pero respecto a elecciones pasadas naturalmente tiene una menor votación. Ahora, en términos de partido las cifras hablan por sí mismas; en primer lugar está la Democracia Cristiana, en segundo la UDI. Este partido aparece con un perfil muy alto porque logró concentrar muy bien los votos, seleccionó muy bien a sus candidatos y consiguieron un altísimo número de alcaldes siendo minoría.

Entonces podríamos decir que ha sido el principal beneficiario de la ley electoral

Por supuesto y ello se debe a que actuaron con gran habilidad. Sin embargo creo que la comparación de esta elección con la del año 1996 es académica. El sistema político, como dijo Lavín, cambió con la elección presidencial. Ahí no existe la distribución de fuerzas que había el 96' ni el 97', a partir del año 99'- 2000, tenemos una derecha tremendamente poderosa. Eso ha cambiado la situación general del contexto político del país.

¿Esta tendencia se reflejará en las parlamentarias del próximo año?

Me atrevo a decir que se nos viene un período de negociación muy interesante, muy complejo, en que los partidos van a tener que concordar listas con criterios realistas de preferir resultados de la coalición o el del partido. Y ahí van a ver decisiones muy difíciles de tomar.

¿Y eso afectará a la Concertación, a la Alianza, o a ambos por igual?

En este instante el fortalecimiento de la UDI va a crear una situación complicada para Renovación Nacional y al mismo tiempo en la Concertación la intensa competencia del PPD respecto a la Democracia Cristiana y al Partido Socialista también será fuente de tensiones significativas.

¿Se apresuró entonces el Presidente de la Democracia Cristiana en sacar cuentas alegres?

Nadie puede sacar cuentas alegres. Pero si la pregunta es ¿cuál es el partido más grande?, la respuesta es la Democracia Cristiana. Ahora si me preguntan qué situación había antes de las elecciones (...), bueno eso ha cambiado. Pero hoy la DC es el partido más grande.

Todos los candidatos recibieron votos de otros partidos, pero eso corre para todos los postulantes y no solamente para la Democracia Cristiana.

¿Podemos deducir, sin embargo, que la derecha ha ido creciendo sostenidamente en el tiempo y que la Concertación se ha degastado?

No se puede desconocer que la derecha, y en especial la UDI, ha tenido un desarrollo muy importante en función de una gran capacidad organizativa, una imaginación programática, una elección muy cuidadosa de sus candidatos y , por último, porque tienen mucho dinero. Cuando uno combina; buenos candidatos, trabajo profesional y dinero, combina la ecuación perfecta.

Ahora, la Democracia Cristiana ha disminuido, pero eso se debe al desgaste que sufre un gobierno con una agenda tremendamente difícil; el tema de la transición y una crisis económica complicada perjudican a cualquiera. No cabe duda que la cesantía y el tema de las indemnizaciones han influido en un número considerable de electores que sufraga o sufragaba por la Concertación. Porque aquí el costo no lo paga la derecha, sino quien gobierna.

¿Cuál es el panorama global, entonces, de estas elecciones?, ¿quién gana, quién pierde?

Así como la Concertación no puede sacar cuentas alegres con el 52 por ciento, tampoco la oposición puede sacar cuentas alegres con el gran número de alcaldes que tiene porque la Ley Electoral le ha permitido que con minoría obtenga el poder de numerosos municipios. Entonces, el Ejecutivo va a tener que gobernar con la oposición aunque sea minoría y esta minoría deberá entenderse con la mayoría.

Lo interesante de este escenario es que la derecha quedó con una importante cuota de poder y ahora van a tener que participar. Antes se dedicaban sólo al trabajo de ser oposición, ahora tendrán un trabajo más complicado porque deberán gobernar también. Para el Ejecutivo la situación también es más compleja porque tendrá que tener presente la postura de la oposición,Y ya no sólo en el parlamento, sino que ahora también en los municipios. Lo más probable es que los alcaldes de derecha, en especial los de Santiago, trabajen en forma concertada y eso pone en una situación más difícil al Ejecutivo.

¿El triunfo de Lavín era predecible?

Lo era, pero para mi no de la abrumadora forma en que se dio. Es para Lavín un punto de partida muy alto, es el comienzo de una campaña presidencial que toma cinco años. Parte muy arriba, es un desafío grande mantenerse a ese nivel.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores