Guzmán aplicaría rigor de la ley si Pinochet no se somete a exámenes

Marco Antonio Pinochet Hiriart, hijo del senador Augusto Pinochet, confirmó que su padre apoya la recomendación que hizo su defensa en torno a que el senador no se someta a los exámenes médicos ni que preste declaración indagatoria.

04 de Enero de 2001 | 11:54 | Loreto Flores/emol.com
SANTIAGO.- El juez Juan Guzmán afirmó esta mañana que si el desaforado senador Augusto Pinochet no se presenta este domingo 7 de enero a los exámenes médicos, deberá aplicarle los procedimientos penales que correspondan.

El ministro de fuero que investiga el caso conocido como "Caravana de la Muerte" podría aplicar el artículo 341 del código de procedimiento penal, el que señala que si existen causales suficientes, es posible procesar a un inculpado sin que se haya tomado la declaración indagatoria. El artículo 255 del mismo código señala que si una persona no se presenta a declarar puede ser detenido.

En tanto, el abogado del equipo defensor de Augusto Pinochet José María Eyzaguirre, afirmó que podrían interponer ante la Corte Suprema un recurso disciplinario en contra del ministro de fuero Juan Guzmán Tapia. En la presentación solicitarán el reemplazo del ministro "porque ha habido una serie de irregularidades cometidas por él (Juan Guzmán) y yo creo que ameritan que se decrete el cambio", señaló Eyzaguirre.

Además, los abogados defensores presentarán un recurso de reconsideración ante el juez Guzmán para que modifique su resolución de realizar la declaración indagatoria inmediatamente después de los exámenes médicos.

"La forma cómo se decretaron los exámenes es una forma enteramente aberrante a nuestro entender. Es prácticamente vejatoria... Los exámenes fueron decretados el último día, procediéndose a la declaración indagatoria al día siguiente sin esperar los resultados, evidentemente eso da a entender que los exámenes no tendrían para el ministro instructor ningún sentido, ningún fin", afirmó Eyzaguirre.

Agregó que la familia seguirá el consejo que le dio la defensa de no presentarse a los exámenes médicos el próximo domingo.

Por la mañana de hoy, el menor de los hijos del senador Augusto Pinochet, Marco Antonio Pinochet Hiriart, manifestó su confianza en que la Corte Suprema acoja el recurso de queja en contra del ministro de fuero Juan Guzmán.

Pinochet Hiriart también confirmó, a radio Agricultura, que su padre y la familia apoyan la recomendación que hizo la defensa en torno a que el senador no se someta a los exámenes médicos ni que preste declaración indagatoria.

"El no aceptaría someterse a los exámenes médicos en estas circunstancias", explicó Pinochet Hiriart y añadió que su padre está consciente de que puede ser arrestado y procesado por no someterse a la realización de dichos test ni prestar declaración.

En todo caso, afirmó que con esta determinación su padre "no está yendo contra la justicia" sino que, al contrario, "queremos que se haga justicia".

Por ello, dijo que los abogados de su padre decidieron presentar dos escritos con el fin de impugnar la decisión del juez Guzmán de fijar los exámenes para los días 7 y 8 de enero (casi en el límite del plazo que dio la Corte Suprema para su realización) y, por ende, la declaración indagatoria para el 9 del mismo mes.

Además, dijo que encuentra "inconcebible" que el magistrado haya determinado enviar muestras de los exámenes clínicos y de laboratorio a otros recintos como el hospital Clínico de la Universidad de Chile, la Clínica Alemana, el Laboratorio de la Universidad Católica o el Instituto de Salud Pública.

Aseguró que esta resolución "no le da confianza" a su padre ni a su familia y reiteró que "al cambiar todas las condiciones preferimos que mi padre no prosiga con estos exámenes".

Ayer la defensa del general en retiro le recomendó que no asistiera a la realización de los exámenes médicos y que no prestara la declaración indagatoria, debido a que, según afirmó el abogado Pablo Rodríguez, "la actitud del ministro Guzmán es de hostigamiento hacia el general Pinochet".

El letrado calificó de "desdorosa" la resolución del juez Guzmán que ordenó que los exámenes médicos a Pinochet se tomen los días 7 y 8 de enero y dispuso para el día siguiente el interrogatorio en el que el desaforado senador vitalicio debe responder preguntas relacionadas con los crímenes cometidos por la "Caravana de la Muerte".

Los exámenes, que se realizarán en el Hospital Militar, pero cuyos resultados serán verificados por dos laboratorios independientes, están destinados determinar si Pinochet está en condiciones mentales y neurológicas de comparecer a juicio.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores