Insulza advierte avalancha de denuncias por torturas

"El que quiera presentar sus temas a los tribunales de justicia los presentará, pero yo no voy a ir con el decreto que me expulsó del país a denunciar a quienes lo firmaron porque creo que eso sí empieza a crear dificultades y hacer daño a la convivencia", sentenció el ministro del Interior.

14 de Febrero de 2001 | 17:43 | Agencias
SANTIAGO.- El ministro del Interior, José Miguel Insulza, aconsejó hoy a las miles de víctimas de torturas del Régimen Militar que desistan de querellarse contra los militares, ya que "eso trae dificultades al país".

"Hay que tratar de acotar la investigación a los temas de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos", manifestó.

Insulza reaccionó de esta forma a la seguidilla de denuncias en contra de altos mandos militares activos presentadas por víctimas del régimen militar que les acusan de violaciones a los derechos humanos.

La semana pasada los tribunales admitieron a proceso una querella contra los jefes de las Fuerzas Armadas por "obstrucción a la justicia", mientras que este fin de semana tres ex presos políticos acusaron al comandante en jefe de la Aviación en funciones, general Hernán Gabrielli, de torturas.

El ministro Insulza señaló que esta proliferación de denuncias no contribuirá a la paz social ni al bienestar del país y enfatizó que "los países deben ir cerrando los procesos".

"En los días del golpe militar se ejerció una cantidad de acciones represivas de todos los niveles respecto de las personas. Se golpeó, se maltrató, se torturó. Si usted me dice a mí en qué ayuda al país el que todas las personas que fueron objeto de alguna injusticia el año 1973 concurran a los tribunales de justicia, yo discrepo", dijo.

Señaló que es distinto en el caso de las torturas que terminaron con la muerte de la víctima, en su desaparición o en su ejecución. No obstante, manifestó que sería preocupante que todas las personas que recibieron maltratos, apremios ilegítimos o fueron detenidas copen los tribunales con estas denuncias.

"Todos sabemos la verdad. ¿Usted cree que vamos a estar persiguiendo a decenas de miles de personas para saber más verdad? -interrogó-. Yo creo que no tiene mucho sentido".

La autoridad manifestó que en el último año, Chile ha "avanzado mucho en materia de derechos humanos", marco en el que destacó la labor de la Mesa de Diálogo, que reunió durante casi diez meses a militares y abogados de derechos humanos por primera vez desde el golpe de Estado de 1973.

"El que quiera presentar sus temas a los tribunales de justicia los presentará, pero yo no voy a ir con el decreto que me expulsó del país a denunciar a quienes lo firmaron porque creo que eso sí empieza a crear dificultades y hacer daño a la convivencia", sentenció.

Consultada al respecto, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Viviana Díaz, criticó duramente las expresiones del ministro de Interior y consideró que todas las violaciones de los derechos humanos deben ser investigadas y las responsabilidades asumidas por los culpables.

"No se puede circunscribir las violaciones de derechos humanos sólo a lo que son los detenidos desaparecidos y la búsqueda de sus restos. Se tiene que investigar todo lo que pasó en el gobierno militar y en un Estado de Derecho cualquier persona tiene el derecho de hacer la denuncia si reconoce a sus torturadores", dijo.

En ese sentido, sostuvo que estas denuncias "para nada ponen en riesgo la institucionalidad vigente ni perjudican el proceso de reconciliación".

El abogado Eduardo Contreras, querellante en la causa que se sigue al senador vitalicio Augusto Pinochet, señaló hoy que el ministro del Interior, José Miguel Insulza, "carece de autoridad" para hacer declaraciones como las emitidas hoy, respecto a que no tiene sentido que "todas las personas que fueron objeto de alguna injusticia el año 1973 concurran a los tribunales de justicia" y que deben acotarse las investigaciones a los casos de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos.

"Me llaman profundamente la atención las declaraciones del ministro Insulza, el no es quien, carece de autoridad, me parece incluso que desborda, como suele hacer, su mandato constitucional y legal para dar opinión en terrenos que no le competen, el no es quien para decirle a los familiares, a los abogados ni menos a los tribunales lo que se debe investigar o lo que no se debe investigar", recalcó Contreras.

Agregó que "me preocupa mucho qué le inquieta al ministro Insulza -cuestinó-, qué es lo que no quiere que se revele?, el debería hablar claro al país y decir a qué le teme con los procesos judiciales, porque me parece que sus expresiones contribuyen precisamente a no buscar la reconciliación, porque está entrando en pugna con las atribuciones propias del poder judicial".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores