Rechazan designar ministro en visita por muerte de trabajador en huelga

El presidente de la Corte de Apelaciones, Jaime Rodríguez Espoz, dijo que por el momento no considera designar un ministro en visita porque la investigación se está llevando a cabo de una manera satisfactoria en el 18 juzgado del crimen de Santiago.

07 de Mayo de 2001 | 16:06 | Loreto Flores, emol.com
SANTIAGO.- Por 15 votos contra tres, el pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago, rechazó la petición de designar un ministro en visita para investigar la muerte del trabajador Luis Lagos, ocurrida la semana pasada durante una huelga legal en la comuna de Renca.

El presidente de la Corte de Apelaciones, Jaime Rodríguez Espoz, dijo que por el momento no considera designar un ministro en visita porque la investigación se está llevando a cabo de una manera satisfactoria en el 18 juzgado del crimen de Santiago.

La solicitud fue elevada hasta el alto tribunal por ministro del Trabajo Ricardo Solari y los diputados María Rozas y Rodolfo Seguel. Estas autoridades consideraron que el hecho había generado alarma pública ya que el propio Presidente Ricardo Lagos había calificado el deceso del trabajador de la empresa Fabisa Bianchi como un homicidio.

Luis Lagos Barra, de 54 años, murió atropellado por un bus de su empresa cuando participaba de una huelga junto a un centenar de trabajadores.

Casado y padre de tres hijos, fue arrollado en la puerta principal de la fábrica, ubicada en Américo Vespucio 1851.
Testigos afirmaron que el conductor del vehículo no se detuvo frente a la presencia del grupo de personas y desoyendo una indicación de un carabinero para que se estacionara a un costado, aceleró y avanzó pasando a llevar violentamente al grupo de obreros; dos de ellos quedaron heridos y otros contusos.

El hecho ocurrió cerca de las siete de la mañana del miércoles pasado, cuando los trabajadores de la empresa realizaban una manifestación en apoyo a una solicitud de aumento de $500 diarios de sueldo, lo que no ha sido conseguido en la negociación colectiva, se dijo.

Los obreros tenían extendido un lienzo con un llamado alusivo a la protesta y esperaban una respuesta de sus empleadores.

En los momentos del fatal episodio, en el exterior del recinto había cuatro carabineros y una patrullera que montaban vigilancia por expresa petición de los encargados de la empresa.

El gerente de la firma, Arturo Aldunate, afirmó que la petición de resguardo obedece a hechos concretos acaecidos en los últimos días en que los trabajadores demostraron su descontento e incluso llegaron a extremos como tomarse el control de los accesos a la fábrica.

"Sabemos que esta situación está manejada por intereses políticos. Hemos dialogado con representantes de la Conframet, entre ellos Miguel Soto, y estamos dispuestos a encontrar una solución. Carabineros debió venir el martes 2 recién pasado para ayudar a desalojar la compañía, en una situación en la que hubo insultos y agresiones", dijo.

Testigos afirmaron que los trabajadores formaron una cadena humana frente a las puertas principales cuando un bus de la empresa privada Etel, conducido por Juan Curilén, que trasladaba a empleados hasta la fábrica hizo su aparición.

"El chofer puso marcha atrás y retrocedió. Luego obedeció a un guardia de seguridad de la empresa y entró a toda velocidad causando la tragedia", dijo un compañero de la víctima, Javier Melillán. Agregó que un carabinero que estaba en el sitio del suceso antes de que ocurriera el hecho indicó al conductor que doblara hacia el oriente y se estacionara.

"Pero el chofer del bus avanzó. La gente vio al compañero caído y sangrando y empujaron el bus y lo mecieron", relató. La totalidad de las escenas quedaron registradas en un video de las cámaras apostadas en las oficinas de acceso a la usina.

En medio de la mayor consternación se hizo presente en el lugar la viuda del trabajador, procedente de la población Hirmas Dos de Renca, donde vive la familia del occiso. La señora fue asistida por los compañeros del soldador.
"El era respetuoso y era mi ayudante", relató su jefe, Marcelo González. Agregó que los otros heridos en el atropello son Donaldo Zamora, sordomudo, y Cristián López.

El hecho impresionó a los asistentes. Dirigentes sindicales que llegaron allí expresaron que "Luis Lagos era otro mártir de la clase obrera, maltratada por la codicia y la ostentación de algunos empresarios".
La empresa emitió una declaración en la que señala que en el bus pretendían ingresar a la empresa sólo trabajadores que no participaban en la huelga, noreemplazantes.

Agrega que trabajadores en huelga pretendieron impedir con violencia el ingreso del bus, formando un pelotón frente a la puerta y golpeando el vehículo.

Expresa asimismo sus condolencias a la familia del trabajador muerto, comprometiendo su ayuda.

Arturo Aldunate dijo que hubo señales para prever una situación complicada. Manifestó que los huelguistas son un tercio del personal activo. Añadió que hubo barricadas y quemas de neumáticos en la entrada de su empresa y que por eso pidieron la fuerza pública. Informó que el martes último trabajadores en huelga instigados por violentistas descerrajaron las puertas de acceso y que todos los hechos estaban en conocimiento de la justicia y de la Inspección del Trabajo.

"Tuvimos la precaución de dejar acta notarial de todos los hechos. Conversamos y quedamos que el viernes habría una nueva propuesta. Al presidente de la compañía Carlos Martínez no lo dejaron salir hasta que llegó un piquete. Hicimos la denuncia ante Carabineros de Renca", concluyó.

Gobierno pide un ministro en visita

Debido a las características que acompañaron a la tragedia que significó la muerte de un trabajador y lesiones a otros dos en huelga, pertenecientes a la fábrica Fabisa Bianchi, el Gobierno decidió pedir a los tribunales de justicia nombrar un ministro en visita que investigue el caso.

La determinación, que se concretará a través de profesionales del Ministerio del Interior ante el Poder Judicial, se debió ante una diligencia del titular de Trabajo, Ricardo Solari, ante el ministro José Miguel Insulza.

Tras la reunión entre ambos, Solari manifestó que "nuestro propósito es lograr que estos hechos se esclarezcan cuanto antes. Al país le conviene que así sea. Queremos eliminar cualquier sospecha, saber exactamente qué ocurrió y que las responsabilidades se asuman plenamente".

Para el personero, es importante que todas las personas, especialmente los familiares de las víctimas, puedan tener tranquilidad.

El ministro fue enfático al señalar que el propósito que anima al Ejecutivo es que esta clase de situaciones no vuelvan a ocurrir.

"Nos parece muy importante que un derecho, como es el ejercicio de la huelga, se lleve a cabo sin necesidad de que se produzcan alteraciones. La convivencia al interior de las empresas requiere comprensión, sensatez y buen criterio para manejar los eventuales conflictos que puedan ocurrir y manejar las situaciones difíciles con mucha prudencia", afirmó.

Lo ocurrido en la mañana de ayer en el acceso a la empresa Fabisa Bianchi es para Solari una situación muy excepcional que no constituye un indicio de un eventual clima de hostilidad o conflictividad en el mundo del trabajo.

En tanto, la Dirección del Trabajo se constituyó en el lugar de los hechos para una completa fiscalización con el objetivo de establecer preliminarmente las responsabilidades que le pudiera caber a cada actor del caso.
La CUT también se hará parte a través de una querella criminal contra todos quienes resulten responsables.
Condolencias de S.E.

En tanto, el Presidente Ricardo Lagos lamentó el accidente ocurrido en la empresa.

Entregó sus condolencias públicas a la familia del trabajador fallecido, "pero este hecho revela que cuando ocurren este tipo de situaciones, hay que buscar modalidades adecuadas para que no se vuelvan a repetir, como son las diferencias que aparecen entre huelguistas y personas que pretenden ingresar a trabajar".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores