Kevin Spacey llama a la industria a adaptarse a la era digital

El actor cree fuertemente en el cambio que han provocado las nuevas tecnologías, tanto así que está involucrado en la producción de la película que narrará el nacimiento de Facebook.

17 de Noviembre de 2009 | 18:05 | EFE

MADRID.- Con el proyecto de la película "The Social Network" entre sus manos, llegó el actor estadounidense Kevin Spacey llegó hasta el Foro Internacional de Contenidos Digitales, que se celebra en Madrid.


El film, que relatará cómo se gestó la popular red Facebook, es lo que llevó a Spacey a estar a cargo de una de las ponencias en el evento, donde destacó la importancia de que la industria cinematográfica asuma las nuevas formas de creación y distribución, a las que "está forzada a adaptarse", producto de los avances del mundo digital.


"Es una época excitante que asusta a la industria,” sostuvo Spacey, que cree que se avanza hacia un concepto de cine en el que la audiencia tendrá lo que quiera, cuando quiera y como lo quiera.

El actor también se declaró un adepto de las nuevas formas de comunicación, y que mantiene perfiles en Twitter y en Facebook, donde abrió su sitio para para desacreditar a algunas personas que se hacían pasar por él en la popular red social y con quienes no tenía nada que ver.


Agregó que ahora todo el mundo puede ser un crítico gracias a internet y que el boca a boca funciona más que nunca, y de una manera muy rápida, a la hora de exaltar los aciertos o errores de una película.


Con respecto a su propia película, basada en la novela The acidental billonaires, de Ben Mezrich, y que será estrenada durante 2010, asegura que "es algo por lo que la gente pagará si tiene un precio bien ajustado, que sea asequible. Si no, encontrarán ellos solos la manera de conseguirlo y de forma gratuita", agregó.


Durante buena parte de su intervención, el doblemente "oscarizado” actor -por “The usual suspects” (1995) y “American Beauty” (1999)- recordó a Jack Lemmon, un “ídolo” que le aconsejó en un taller, cuando sólo tenía 13 años, que se dedicara a la interpretación.

"Empezamos a entablar una amistad muy cercana y se convirtió en uno de los mentores más importantes que he tenido nunca. Gracias a su ejemplo he podido aprender más que lo que cualquier libro me hubiera enseñado. No importaba el éxito que tuviera, nunca dejó que la gloria de Hollywood se le subiera a la cabeza,” afirmó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores