Buscar...
TrÁmites Bancarios

Le clonaron la tarjeta de crédito en una bencinera

Este delito es cada vez más habitual y, muchas veces, lo permite el descuido del propio usuario. Resguardos.

Cerca de 15 mil manifestantes, convocados por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), marcharon hoy por el centro de Santiago en demanda de mejoras y más recursos del Estado a la educación pública.

A diferencia de marchas anteriores, esta vez la manifestación fue encabeza por algunos rectores: Juan Manuel Zolezzi, de la Universidad de Santiago, y Luis Pinto, de la UTEM.

Zolezzi explicó que la movilización es "muy coherente con lo que yo he estado sosteniendo hace años: El fortalecimiento de las universidades estatales, que se entreguen mayores beneficios a los estudiantes y se ponga fin al lucro". "Es intolerable que en este país se sigan pagando los aranceles que se están pagando, es un impuesto disfrazado", sostuvo.

Añadió que "por lo tanto, me parece que es legítimo estar acompañándolos a ellos ya que han tomado la misma bandera que yo he sostenido por mucho tiempo".

Aunque no marchó junto a los estudiantes, el rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez, ayer también entregó públicamente su respaldo a la movilización estudiantil, señalando que "tienen mi apoyo y solidaridad, y comparto plenamente el espíritu de la actividad" de este miércoles.

En la movilización también participaron los dirigentes de la Confech, el presidente de Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, estudiantes secundarios y miembros de agrupaciones gremiales, como la ANEF.

Los manifestantes se reunieron a las 10.00 horas frente a la Universidad de Santiago y marcharon por la Alameda hasta el frontis del Ministerio de Educación, donde expusieron su petitorio.

Aunque la movilización se desarrolló de manera pacífica, pasado el mediodía se comenzar a registrar incidentes, aparentemente cuando un grupo de manifestantes intentó traspasar la barrera de seguridad para llegar hasta La Moneda, por lo que Carabineros activó el carro lanzaaguas.

Las marchas se han replicado durante esta jornada en diferentes ciudades del país, como Talca, Concepción, Osorno y Valparaíso, donde los estudiantes marcharon desde la Plaza Sotomayor hasta el Congreso Nacional.

Cómo evitar ser víctima de un delito económico

Una agencia de viajes y una exportadora de lácteos hacen noticia por presunta estafa a decenas de personas.

Fermex S.A., cuyo giro comercial es la exportación de lácteos para la industria cosmética francesa, se encuentra por estos días en el "ojo del huracán". Lo mismo sucede con la empresa Turismo Internacional, de Valparaíso. Sus víctimas, varias decenas de personas, colapsaron las fiscalías para denunciar una presunta estafa.

Se trata de delitos del tipo económico; la mayoría por fraude o uso ilícito de documentos. Para minimizar los riesgos de ser presa de ellos hay ciertos resguardos que conviene considerar:

Cuando se concreta alguna transacción identifique bien a la contraparte; su nombre, número de carné y domicilio.

Antes de firmar cualquier contrato debe leerlo bien, sobre todo en cuanto a que se incluya lo afirmado por el otro.

Sobre los cheques, si se recibe uno compruebe que el nombre del titular de la cuenta corriente coincida con quien hace la transacción; revise el carné.

Verificar que el documento no tenga enmendaduras ni borrones, tanto en lo escrito como en lo impreso, en especial números. Si hay errores, rechácelo.

Nunca lleve juntos la chequera y el carné de identidad.

Si va a transferir personalmente una cantidad grande de dinero prefiera un vale vista u otro documento a nombre propio.

En caso de robo o hurto de la cédula de identidad, cheques, tarjetas de crédito y otros documentos similares, hay que denunciar el hecho de inmediato a la policía antes de que los delincuentes hagan mal uso de ellos. Lo mismo si se pierden.

Es importante que la constancia, órdenes de no pago de cheques, copia de las publicaciones legales u otros documentos relacionados con el extravío, robo o hurto se guarden bien en caso de tener que presentarlos en tribunales o policía.

Si sospecha haber sido víctima de algún delito económico, informe a la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones (Bridec) y permita que ella actúe.

Nunca deje al alcance de niños o extraños aquellos documentos o información financiera que pudiese ser mal utilizada.

Más información

• En Internet: www.investigaciones.cl

El Mercurio, martes 18 de julio de 2006

¡Perdí mis tarjetas!

Robo, hurto o extravío: Bloquee lo antes posible, pues los delincuentes actúan muy rápido

Si no se despega de su billetera ni cuando va al centro y ésta apenas cierra por la cantidad de tarjetas de casas comerciales, farmacias y tanto otro plástico que lleva en ella, tenga mucho cuidado.

Es que los malandrines son más veloces de lo que cree y mientras usted se angustia y las busca y rebusca, ellos seguramente ya habrán hecho de las suyas. Y ahí está el problema, ya que la reciente ley 2.009 libera de responsabilidad al titular de una tarjeta que fue hurtada, robada o extraviada sólo a partir de que realiza el bloqueo con la casa comercial, y en ocasiones los delincuentes operan antes. Y ahí no hay nada que hacer. O muy poco.

Fraude frecuente

Así lo explica Francisco Feito, abogado de Legaxión, donde a diario reciben alrededor de 50 casos de este tipo. "La ley favorece más a las tiendas, porque antes de su promulgación existía la posibilidad de interpretar los contratos y lograr soluciones. Ahora, si la compra se efectúa antes del bloqueo, el responsable es el cliente y hay poca cabida para negociar. Por eso es vital dar aviso rápido".

Lo sabe Sylvia Slier, quien, como muchos más, escribió a Línea Directa porque le robaron todos sus documentos -incluido el carné de identidad- y con ellos compraron en Homecenter y obtuvieron un avance de dinero con la tarjeta CMR de Falabella. La multitienda estimó en primera instancia que ella debía asumir la deuda. Pero Sylvia impugnó que su firma y la del comprobante de pago eran distintas y que en la caja no se confrontó la identidad. Ambas tiendas analizaron su caso y reversaron los cobros, ya que no hubo la debida verificación de identidad. El abogado Feito señala que en la mayoría de los casos por esta omisión pagan justos por... ladrones.

Al consultar sobre estos casos a Ripley, aseguraron que el cliente puede hacer el desconocimiento de la compra y solicitar un análisis de firma para contrastar la de los registros con la del voucher. Si no coinciden, la multitienda asume la deuda a través del seguro de la tarjeta.

Tenga presente que al hacer el bloqueo personalmente, por internet o por teléfono, le deben entregar el código, la fecha y hora de recepción de su reclamo.

En las siguientes 24 horas debe acudir a la tienda y formalizar el bloqueo en un documento.

Pero no deje de hacer tal trámite, pensando en que la clave secreta de su tarjeta lo va a librar de esto. El abogado Francisco Feito advierte que no son tan difíciles de predecir por los ladrones, especialmente cuando entre los documentos sustraídos está la licencia de conducir que entrega bastantes datos de la persona. Y algunos comercios asociados, como ciertas estaciones de servicio, no cuentan con el sistema de verificación en línea de la contraseña.

A esto se suma lo que le ocurrió a Hondina Hortal en la tienda Almacenes Paris de Plaza Lyon. Luego de comprar se retiró dejando la tarjeta y el carné de identidad en la tienda, y la clave en la memoria de alguien que retiró nada menos que $200.000 en la misma caja. Luego de un análisis de firmas y ante la gestión de Línea Directa, la multitienda reversó el cobro.

Por eso, mejor corra y bloquee. Y si también perdió o le robaron su cédula de identidad puede paralizarla temporalmente en www.registrocivil.cl o en el 782 2484 en forma gratuita. El bloqueo dura hasta las 24 horas del segundo día hábil posterior al día del trámite. Para hacerlo definitivo se debe acudir a las oficinas del servicio o el trámite se anula.

Otra opción es en Dicom, que entre sus servicios adicionales al bloqueo de cédula, cuenta con asistencia legal por un año contra estafas relativas a carné de identidad y cheques. Si bien no cubre directamente los fraudes con tarjetas de multitiendas, sus profesionales orientan legalmente. Y no olvide a Carabineros. Pero fíjese que la denuncia sea por robo o hurto y no por simple extravío, si corresponde, ya que así podrá acreditar que sus plásticos cayeron en manos de delincuentes y, quizás lograr deshacerse de esa deuda que nunca esperó tener.

Más información

• En Internet: www.dicom.cl; www.registrocivil.cl
• Almacenes Paris: 800 215 010
• Corona: 373 77 77
• Falabella: 600 390 60 00
• La Polar: 600 381 33 00
• Ripley: 600 600 02 02

El Mercurio, jueves 28 de julio de 2005