Los desafíos de Cuba y su relación con Chile y el mundo tras la muerte de Fidel Castro

Analistas internacionales hablan sobre las acciones futuras del gobierno de Raúl Castro sin su hermano, fallecido anoche a los 90 años, que ya comenzó un proceso de apertura al mundo.

27 de Noviembre de 2016 | 08:13 | Por Juan Peña, Emol

Los hermanos Castro durante el acto por el 1° de mayo en la Plaza de la Revolución de La Habana.

EFE
SANTIAGO.- La muerte de Fidel Castro Ruz, coinciden los analistas, constituye el cierre de un capítulo de la historia de Cuba y del escenario político ideológico del siglo XX. Entonces, ¿qué viene ahora para La Habana en en plano local e internacional?

El analista internacional Guillermo Holzmann dijo a Emol que "en la práctica, el gran desafío de Raúl Castro tiene que ver con lograr el reconocimiento y legitimidad que Fidel ya no podrá darle en vida".

"En ese sentido, es probable que Raúl tenga que decidir un endurecimiento de la forma de gobernar o mantener esta suerte de doble discurso: Anticapitalista por una parte, pero que, por otra, va abriendo espacios de libertad en lo económico y social", expresó.

Holzmann añadió que "Cuba está transitando hacia un modelo que va estar más inspirado en la característica china o vietnamita, pero no se visualiza en retorno a la democracia. La mejor opción hoy, probablemente, tiene que ver con que los pequeños aumentos de libertad económica generen una presión que se traspase a lo político".

Sin embargo, el también académico de las universidades de Valparaíso, Adolfo Ibáñez y de Talca sostiene que "la estructura de poder en Cuba, donde las Fuerzas Armadas son el eje fundamental, no pareciera estar permitiendo pensar que haya una suerte de camino a una democratización, sino un fortalecimiento del sistema creado por Fidel Castro".

Mientras, que el analista Alberto Rojas, director del Observatorio de Asuntos Internacionales de la U. Finis Terra, consideró que el deceso de Castro "tiene más bien un impacto simbólico que político, dado que él salió del Gobierno en 2008. En este contexto su figura ha sido referencial".

Ejemplificó con el trabajo que ha llevado adelante Raúl Castro con la reapertura de embajadas en ambos países, el restablecimiento de los vuelos y la visita de Obama a la isla. Eso sí, advirtió que ahora hay que esperar las decisiones que tome el Mandatario electo Donald Trump y el Congreso, donde predominan los republicanos.

Esta apertura, sostiene, no se ve a nivel interno con, por ejemplo, elecciones populares en el corto plazo. "Todavía falta para ver este proceso que además sea transparentes y con garantías", consideró.

Relación Chile y Cuba


Los vínculos entre Chile y Cuba tuvieron su punto más alto en la década de los '70, con Salvador Allende en La Moneda. ¿Cambiarán con la partida del líder de la revolución?

Según Holzmann, "la relación con Chile va estar marcada por el pasado y a su vez por la nueva dinámica, que es muy pragmática. La relación con la isla se mantendrá en orden a que hay un convencimiento de que Cuba tiene que estar dentro del sistema y no fuera".
En tanto que a juicio de Rojas, "la relación política entre Chile y Cuba no creo que tenga que sufrir alguna alteración".

"Le quitará un peso a Raúl"


La muerte de Fidel también fue analizada por expertos del mundo. Michael Shifter, presidente de Inter-American Dialogue, un centro de estudios estadounidense, afirmó a AFP que "con la muerte de Fidel, la situación política y económica probablemente se abrirá".

"Le quitará un peso a Raúl. Él no tendrá que preocuparse más por las contradicciones con su hermano mayor, una personalidad avasalladora", añadió el experto, que estima que "la expectativa de cambio va a crecer entre la mayoría de los cubanos".

Asimsimo, estimó que "la muerte de Fidel abrirá la puerta a mayores conflictos y confrontaciones entre quienes ejercen el poder. Se habrá ido el supremo árbitro de todos los conflictos en Cuba. Raúl tendrá más, mucho más espacio, pero también lo tendrán sus adversarios políticos".

Por su parte, el especialista en asuntos cubanos del Centro de Estudios Globales de la Universidad de Nueva York, Arturo López Levy, fue más prudente.

"Después de la muerte de Fidel Castro, ganarán ímpetu la reforma orientada al mercado y la erradicación de las políticas comunistas más impracticables. Sin el carisma de Fidel, las disposiciones del Partido Comunista descansarán en los resultados económicos", expresó.

Sin embargo, añadió que "el impacto sobre el ritmo y la naturaleza de las reformas de Raúl será limitado. Raúl ya tiene la última palabra en la aplicación de su agenda de reformas. El no necesita probar su legitimidad".

"Lo post-Fidel comenzó en 2006, lo que cuenta en adelante es lo post-Raúl", aseguró López Levy.

Fidel Castro falleció a los 90 años a las 22:29 horas de Cuba. Sus restos serán cremados y sus funerales, el 4 de diciembre; luego de los homenajes que prepara el Gobierno de su hermano Raúl. Se decretaron nueve días de duelo oficial.
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores