El príncipe Carlos gana a Isabel II para la causa ecologista

El futuro monarca parece haber ganado finalmente a su madre para su cada vez más popular causa de proteger el medio ambiente.

01 de Abril de 2007 | 05:44 | EFE

LONDES.- El príncipe Carlos de Inglaterra, convencido ecologista, parece haber ganado finalmente a su madre, la reina Isabel II, para su cada vez más popular causa.

La soberana británica ha pedido a asesores en cuestiones ecológicas que la ayuden a convertir sus palacios en modelos de eficiencia medioambiental, informa hoy "The Sunday Times".

El propio heredero del trono, convencido desde hace tiempo de la razón ecológica, se dispone a anunciar el próximo mes de julio que tanto él como todo el personal de su residencia de Clarence House han conseguido neutralizar sus emisiones de carbono.

Los asesores contratados por el palacio de Buckingham, residencia principal de la soberana, recomendarán, según se cree, cambios importantes en la conducción de los asuntos oficiales como una limitación del empleo de helicópteros y de los aviones fletados.

Durante los dos últimos años, Carlos de Inglaterra ha compensado sus emisiones de CO2, que contribuyen al calentamiento del planeta, invirtiendo en proyectos ecológicos.

Éstos incluyen la reforestación de zonas de Uganda , la introducción en la India de hornos que funcionan con biocombustible y de bombillas de bajo consumo energético en Sudáfrica.

El palacio de Buckingham tiene 40.000 bombillas y a pesar de la instalación reciente de alumbrado de bajo consumo, muchas son incandescentes y poco económicas.

Según Tony Juniper, director ejecutivo de la organización ecologista “Amigos de la Tierra,” lo mejor que puede hacer la Reina es cambiar miles de bombillas en sus distintos palacios y mejorar la eficiencia energética.

Dos limusinas de marca Bentley y dos automóviles Rolls-Royce han sido convertidos recientemente para que funcionen lo mismo con gasolina que con gas licuado de petróleo mientras que el esposo de Isabel II, el duque de Edimburgo, se desplaza en un taxi particular que utiliza gas como combustible.

Sin embargo, señala el periódico, el impacto de esas medidas es limitado, y así se calcula que las distintas residencias de la soberana emitieron el año pasado un total de 810 toneladas de CO2.

Según la organización “carbonfootprint.com,” que mide esas emisiones, la Reina y su entorno emiten al año un total de 3.751 toneladas al año frente a una media nacional de diez toneladas por persona.

Isabel II y el príncipe Felipe solos hicieron el año pasado un total de 380 viajes dentro del Reino Unido y 45 por el extranjero, y el tren real fue utilizado en catorce ocasiones.

Por su parte, el príncipe Carlos ha dejado incluso el polo, según el periódico, en parte para no tener que utilizar tanto el helicóptero Sikorsky S76C que los “royals” tienen a su disposición.

Asimismo ha reconvertido los motores de sus Jaguar y Range Rover para que funcionen enteramente con biocombustible a la vez que ha animado a sus colaboradores a ir diariamente en bicicleta al trabajo.

Entre los planes estudiados por el palacio de Buckingham está el de montar una planta generadora de energía combinada que pueda utilizar lo mismo leña que gas y abrir boquetes para refrigerar las bodegas donde se guarda el vino en lugar de utilizar aparatos de aire acondicionado.

Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores