Cuba condena a 15 años de cárcel al hermano de Max Marambio por corrupción

A Marcel se le acusó de falsear, ocultar información y soborno, mientras era presidente de la empresa Sol y Son los Viajes S.A.

06 de Junio de 2011 | 22:05 | AFP

El 5 de mayo se declaró culpable a Max Marambio de ''cohecho, estafa y falsificación de documentos bancarios o de comercio''.

La Segunda

LA HABANA.- Por los delitos de estafa, cohecho y falsificación de documentos privados, el tribunal provincial de La Habana, en Cuba, condenó en ausencia a 15 años de cárcel al empresario nacional Marcel Marambio, hermano de Max, quien hace un mes también fuera sentenciado a 20 años de prisión.


El empresario, de 56 años, "se aprovechó de su condición de presidente de la empresa mixta Sol y Son los Viajes S.A. para defraudar a la parte cubana en beneficio propio", señala el comunicado de la jsuticia isleña.


Según el fallo, Marcel Marambio "falseó" y "ocultó deliberadamente información" y "sobornó a los directivos y funcionarios cubanos implicados para que le secundaran en sus turbios manejos".


En el mismo juicio fueron condenados a entre 3 y 10 años de prisión 15 "directivos, ejecutivos y funcionarios" cubanos -incluidas cuatro mujeres- de la aerolínea Cubana de Aviación y de la empresa que dirigía Marcel Marambio, por "actos de corrupción administrativa".


"Los sancionados actuaron de manera fraudulenta en perjuicio de los intereses de la parte cubana que representaban a cambio de sobornos en efectivo y prebendas de lucro personal", señaló el comunicado.


El caso abarca a varias entidades como el operador turístico Son y Sol, propiedad mixta de la aerolínea Cubana de Aviación y de Marcel.


El pasado 5 de mayo, un tribunal de La Habana declaró culpable a Max Marambio, de 63 años y ex amigo de Fidel Castro, de "cohecho, estafa y falsificación de documentos bancarios o de comercio", tras ser juzgado también en ausencia.


En ese juicio, también fue condenado el ex ministro cubano de la Industria Alimenticia, Alejandro Roca, de 75 años y ex miembro del Comité Central del gobernante Partido Comunista, por "delitos de cohecho de carácter continuado y actos en perjuicio de la actividad económica o de la contratación".


Max, principal financiador de la campaña del ex candidato independiente Marco Enríquez Ominami, era dueño de la empresa "Alimentos Río Zaza", propiedad mixta con el Estado cubano, que con dos plantas en Cuba facturaba 100 millones de dólares anuales.