Detienen a hija de Paul Schaefer en paso Los Libertadores

Rebeca Schaefer, hija adoptiva del ex líder de Colonia Dignidad, tiene cuatro órdenes de detención pendientes por el delito de abusos deshonestos cometidos en el ex enclave germano.

20 de Octubre de 2006 | 13:56 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- Este mediodía, luego de pasar por el control de migración en el paso Los Libertadores, la policía chilena detuvo a Rebeca Schaefer, hija adoptiva del ex líder de Colonia Dignidad, Paul Schaefer, quien tenía cuatro órdenes de detención pendientes por abusos deshonestos y había sido procesada en ausencia por el delito de asociación ilícita.


La mujer, quien había escapado a Argentina junto con su padre y otros cuatro miembros del ex enclave germano, viajó hoy al país en bus procedente de Buenos Aires.


Al llegar a la aduana nacional, Rebeca Schaefer presentó sus documentos, lo que permitió al personal de extranjería percatarse de sus órdenes de aprehensión pendientes decretadas por el Juzgado del Crimen de Parral y por el ministro de fuero Jorge Zepeda.


De acuerdo a lo informado por el comisario de Investigaciones, Nelson Luezar, la mujer "llegó al control sin ningún acompañante, en un bus proveniente desde Buenos Aires, que había hecho escala en Mendoza. Para dejar Argentina no tuvo ningún problema y fue cuando pasó por los controles chilenos que se detectó de quién se trataba".


La hija del ex jerarca de Colonia Dignidad permanece detenida en el paso fronterizo, a la espera de ser trasladada esta tarde al Segundo Juzgado del Crimen de Los Andes.


Hasta esa ciudad viajó el ministro de fuero Jorge Zepeda, a cargo de la causa por asociación ilícita en la que Rebeca Schaefer y otros cuatro ex custodios del líder de Villa Baviera fueron procesados en septiembre pasado y por lo que había sido solicitada su extradición.


Una vez allí, el juez interrogará a la hija adoptiva de Schaefer, quien sería derivada hasta el Centro de Orientación Femenino de Santiago.


Su padre, en tanto, permanece recluido en el Hospital Penitenciario ubicado entre la Ex Penitenciaría y la Cárcel de Alta Seguridad (CAS).

Allí, Paul Schaefer (85) no ve televisión, no escucha radio y no lee la prensa escrita, porque pese a que se lo ofrecieron, rechazó estos privilegios.


En el recinto de cuatro pisos, el que hasta hace poco era el hombre más buscado de Chile pasa sus días de encierro en el más completo silencio, el que se ve interrumpido sólo con las esporádicas visitas de su abogado, José Luis Sotomayor, y por el contacto con el personal médico que lo atiende.


Desde que ingresó al Hospital Penitenciario -el 14 de febrero del año pasado, un día después que arribara a nuestro país tras su expulsión de Argentina-, Schaefer ocupa una pieza de seis por cuatro metros en el ala oriente del cuarto piso.

Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores