Padre condenado por presunto abuso: "No hay palabras para definir lo que siento"

En 2006, el ingeniero Miguel A.G. fue acusado de abusar sexualmente de su hija de siete años. Hoy, la psiquiatra que presentó las evidencias que terminaron inculpándolo, es investigada por presunta adulteración de las pruebas.

04 de Diciembre de 2009 | 11:25 | Por Renata Robbio, Emol

SANTIAGO.- “Es muy doloroso. No existe una palabra en español que pueda describir lo que uno siente. No existe”.


El ingeniero civil Miguel A.G., condenado en 2006 a tres años y un día de libertad vigilada y a la prohibición de ver a sus hijos por 10 años, no puede definir todo el proceso con el que ha cargado hasta hoy, luego de ser acusado de abusar de su hija, en ese entonces, de siete años.


Hoy se conoció que el caso podría tener un vuelco. Desde 2007 la Fiscalía Metropolitana Centro Norte está investigando una nueva arista, que esta vez implica a la médico psiquiatra V.E.T.D –quien examinó a la niña- ya que presuntamente habría entregado un falso testimonio y adulterado la prueba, que finalmente lo condenó.


“Lo único que espero en Dios es que salga la verdad y que impere la justicia”, dice el padre de la niña, quien además asegura que el peor calvario de todo este caso lo han vivido sus hijos: “El daño que les han hecho no tiene nombre. Eso es todo lo que puedo decir”.


La nueva investigación en contra de la especialista, surgió luego de que Miguel A.G. se querellara contra ésta, por la supuesta acusación falsa de su esposa J.L.N.N., quien aseguró que el hombre abusaba de su hija, tras un quiebre matrimonial.


Si bien en una primera instancia, el ingeniero fue absuelto por unanimidad, el Ministerio Público apeló a la resolución y la Corte de Apelaciones anuló el proceso. En mayo de 2006 se inició un nuevo proceso, donde finalmente fue condenado.


En dicha investigación, la evidencia que terminó por condenarlo, fue un supuesto dibujo que habría hecho su hija, en una sesión con la psiquiatra ahora investigada, cuyas imágenes acreditarían los presuntos abusos.


Más tarde, según los resultados de los análisis de caligrafía efectuados por peritos, la autora de la imagen que evidencia la agresión no habría sido la niña, es más, en el dibujo se constató que hubo intervención de la psiquiatra.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores