Corte de agua dificulta atención en consultorios y genera largas filas en Valparaíso

El alcalde, Jorge Castro, afirmó que, pese a las dificultades, la ciudad ha seguido funcionando, aunque reconoció que la situación podría complicarse con el paso de las horas.

10 de Marzo de 2010 | 13:03 | Por Natacha Ramírez, Emol

El agua fue cortada para reparar el acueducto Las Vegas, gravemente dañado durante el terremoto.

Claudio Bueno, El Mercurio

VALPARAÍSO.- La suspensión de las clases, la dificultad en la atención de algunos consultorios y las largas filas que han surgido en torno a los estanques de agua que ha dispuesto Esval para paliar la emergencia, son las caras más visibles del corte de agua en la ciudad de Valparaíso, cuando aún restan más de 44 horas para que éste se restablezca.


La interrupción del suministro, programada para reparar el acueducto Las Vegas, dañado durante el terremoto, se inició a las 8.00 horas de ayer y se extenderá hasta la misma hora del viernes, afectando a la totalidad de las comunas de Quilpué, Limache y Villa Alemana, a gran parte de Viña del Mar y a los sectores altos de Valparaíso.


A más de un día de adoptada la medida, el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, realizó una evaluación del impacto que ha tenido en la capital regional, afirmando que "durante las primeras horas del corte, Valparaíso ha ido funcionando, con algunas dificultades" y destacó que "la gente está colaborando".


Sin embargo, reconoció que la situación podría tornarse más compleja con el paso de las horas. "Entiendo que mientras van pasando las horas, la situación empieza a complicarse, por los olores, por los sanitarios, por no poder procesar bien los alimentos, por lo tanto empieza a faltar un poco la paciencia", señaló.


Por este motivo, llamó a los porteños a seguir actuando con la misma "disciplina" y "colaboración" que hasta ahora e instó a la compañía a que efectivamente restablezcan el suministro en el plazo anunciado, esto es, a las 8.00 horas del viernes. "Lo estamos llevando bien, pero espero que podamos terminar bien también", manifestó.


Alteraciones en consultorios


El edil consideró que la peor consecuencia del corte de agua fue la suspensión de las clases, pero añadió que otro importante problema se registra en los consultorios afectados por la medida, los que han debido reprogramar atenciones y solicitarle a los usuarios que durante esta semana acudan sólo en los casos más urgentes.


"Hemos seguido atendiendo, pero lo que hicimos fue informarle a la comunidad para provocar que los que tenían la posibilidad de no asistir, no atocharan, que fueran en los casos más urgentes y eso se ha cumplido", indicó.


Para contribuir a paliar la emergencia, la empresa Esval ha instalado más de un centenear de estanques de agua en distintos puntos fijos de la ciudad, hasta donde los vecinos han llegado masivamente con tiestos para abastecerse del vital elemento.


El alcalde indicó que las personas han respetado las filas y no se han producido altercados al conseguir agua. "En general, hemos tenido una gran colaboración de los vecinos, la gente alcanzó a juntar algo de agua, y los que se han acercado a los estanques han mantenido una actitud de respetar la fila", destacó.


Sin embargo, indicó que se han producido esperas en los casos en que se vuelven a llenar los estanques. "Cuando los estanques empiezan a bajar por el consumo, hay toda una operación de llenado y hemos detectado que una gran cantidad de personas ha debido esperar que esto se produzca y eso es parte de la incomodidad", detalló.


Aunque valoró que "la gente entiende que hay requerimientos técnicos" y que ha llevado el inconveniente "con muy buen ánimo y buena disposición a esperar".


Además de los estanques, también se han dispuesto cerca de 20 camiones aljibes, tanto de Esval como del municipio, para proveer de agua a la comunidad.


El edil indicó que hoy se sumó un nuevo problema a la ya compleja situación. Disminuyó "considerablemente" la presión de agua en algunas zonas del sector bajo de la ciudad que, según lo anunciado, no iba a ser afectado por el corte.


El edil dijo desconocer la causa del hecho y se mostró preocupado por la situación, señalando que la situación está afectando a la propia sede de la alcaldía.


"Esto no estaba previsto y, si continúa así, vamos a tener que suspender las atenciones, no podemos estar trabajando con una gran cantidad de personas, a las que no vamos a poder darle los sanitarios ni los suministros", explicó el alcalde.

Medida no afectaría cambio de mando


El alcalde de Valparaíso señaló que, por la información que maneja hasta el momento, el Congreso no ha sido afectado por el corte de agua, por lo que la ceremonia de traspaso de mando, que se realizará mañana, no se vería afectada.



"La información que tenemos hasta ahora es que el Congreso está con suministro normal", precisó la autoridad.