Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com

TEMAS

Urano entra a Aries: El cambio mundial es un hecho

Este 28 de mayo el planeta azul cambia de signo por unos meses y eso –acompañado de otros movimientos en el sistema solar- marcará fuertemente nuestra historia actual y futura.
Jimena, Zúñiga, Guía Astrología
Viernes 28 de mayo de 2010 11:20
Urano y Aries
Urano rige la manera en que avanzamos colectivamente.
Foto: AFP
Urano y Aries
Aries recibirá una sacudida energética de Urano.
Foto: El Mercurio

VEA MÁS SOBRE ESTE TEMA EN GUIOTECA.COM

Mientras nuestro ego insiste en que no pasa nada con el orden mundial, que todo está bien y que nuestra vida sólo podría prosperar (sobre todo en el sentido material) o mantenerse como está, los planetas en las constelaciones astrológicas –y muchos otros vaticinios, entre ellos los de la civilización maya- nos dicen todo lo contrario: estamos en tiempos de cambios muy importantes para la humanidad y esto implica desprendernos de estructuras del presente.

Uno de los planetas que viene a reafirmar este proceso es Urano. Aunque, por si no se ha enterado, esta transformación ya se inició con fuerza desde fines de 2008 con la poderosa llegada de Plutón a Capricornio, que provocara, entre otras cosas, el inicio (sí, apenas comienza) de la crisis económica mundial.

Urano nos sorprenderá desde Aries

Este planeta azul, que se mueve cada siete años, ha estado desde 2003 en Piscis y ahora irá a visitar por unos meses nada menos que al fogoso Aries. Desde el 28 de mayo y hasta el 15 de agosto permanecerá en este primer signo del horóscopo, luego volverá a las aguas de Piscis hasta marzo de 2011.

Para la astrología los planetas se dividen en personales y transpersonales (o generacionales). La mirada clásica ubica entre estos últimos a Urano, Neptuno y Plutón, y reciben esta clasificación por varios factores: uno, dado su movimiento más lento permanecen más años en un mismo signo zodiacal, con lo cual afectan con su energía a varias generaciones de personas y manifiestan el inconsciente colectivo de la época según el signo que transitan. Dos, son los gestores de los grandes cambios personales y mundiales. Tres, dentro del desarrollo personal nos hacen salir de nuestro ego y sus necesidades primarias para conectarnos con situaciones más globales.

Antes de explicar este tránsito de Urano es necesario recordar que la astrología tiene un cálculo científico dado por el movimiento de los planetas y una expresión basada en analogías que viene desde los griegos –los padres de esta ciencia- e interpretaciones que incluyen una mirada simbólica, arquetípica y psicológica de los acontecimientos.

Les cuento una anécdota, a propósito. Estoy escribiendo esta nota en un café mientras espero a una astróloga que me enseñará algunos temas específicos dada su experiencia en Inglaterra (uno de los países líderes en el estudio formal de la disciplina). Charlamos largo rato. Luego, camino bajo la lluvia hasta mi casa, se levanta el viento y todo se alumbra con un rayo, a los segundos se escucha el trueno y el espectáculo de luz, sonido y agua me deleita; llego a casa feliz a mirarlo desde el balcón y recuerdo, entonces: ¡esto es Urano, la fuerza y la sorpresa de la tormenta eléctrica!.

Sí, Urano el dios de los cielos de la mitología griega simbolizado con dos lunas unidas por una cruz sobre una esfera, la materia, es una verdadera antena en el cielo astral. Rige la manera en que avanzamos colectivamente, la modernidad, la vanguardia, la telepatía, la propia astrología; adora la innovación, las causas grupales, sobre todo si tienen un tono justiciero y libertario; no soporta las reglas, es un gran rebelde y revolucionario. Posee una energía electrizante que irrumpe en nuestras vidas como rayos de tormenta. Es luminoso, destellante, original, irónico, refrescante, nervioso, impredecible.

¿Y qué sucede cuando se instala en Aries? Estos meses podemos tener un no menor chispazo de las consecuencias de esta mezcla de energías. Aries es un signo de fuego, el primero del horóscopo, el infante y el pionero. Regido por Marte, es activo, guerrero, competitivo, deportista, algo sangriento, luchador, impulsivo, apasionado, iracundo, sin límites, franco, impaciente, indulgente, amante de los desafíos.

Por lo tanto, podríamos interpretar que Urano no irá a tomar el té con Aries, sino a provocar (verbo que le encanta) una sacudida energética que puede desencadenar en su lado más crudo, por ejemplo, erupciones volcánicas, mayor ocurrencia de terremotos o incendios, más de alguna revuelta social que termine en combates o incluso golpes de estado, y –ojalá que no- ideas que justifiquen o alimenten la guerra. Además, ojo que esto se aplica a nuestra vida cotidiana: todas nuestras acciones basadas en el individualismo representado en Aries serán cuestionadas o castigadas. Por lo tanto, es también nuestro momento de cambiar.

Urano y Júpiter en Aries después de 83 años

Pero el impredecible Urano, que es amistoso, no llega solo hasta este signo. A los pocos días lo acompañará su amigo Júpiter, quien añade optimismo, expansión, fe, ideología, viajes, sentido, aventuras, pedagogía, indiscreción, grandilocuencia, poca prolijidad, exageración, desatino.

Atención, entonces, estamos ante hechos muy relevantes.

Si seguimos en la mirada pesimista de lo que podríamos vivir esta mitad del 2010 llegamos a vislumbrar, por ejemplo, violentos movimientos por defensa de derechos, más revelaciones e ira por temas con instituciones como la iglesia, la educación o la política; ataques internacionales con banderas doctrinarias, agudización del trato discriminatorio a migrantes.
Pero no caigamos en el miedo, esta nota pretende generar conciencia antes de alarma.

Si miramos la historia veremos que esta misma posición astrológica ocurrió en 1927. Por esos años las efemérides relatan el nacimiento de líneas aéreas, servicios radiotelegráficos entre Europa y América, las primeras comunicaciones telefónicas internacionales; también que Sandino comienza la resistencia a la ocupación de Estados Unidos en Nicaragua, el Reino Unido reconoce la independencia de Arabia Saudí y Grecia crea una nueva constitución.

Así, también podríamos decir que presenciaremos impresionantes avances tecnológicos que tengan que ver con viajes (incluso al espacio), medicina (cirugía), deportes y aparatos personales que reflejen autonomía. Algunos deportistas o eventos del área, por ejemplo, podrían batir récords, representar causas y crear nuevas técnicas. Puede haber un cuestionamiento más categórico al armamentismo y a la violencia, junto con la creación de nuevas doctrinas y paradigmas.

Como sea, estos meses de la mitad del 2010 estarán muy movidos y la recomendación es no perder el foco de lo realmente importante (la armonía), conservar la calma para decidir y actuar, mantener el cuerpo activo para liberar energía, no quedarse pegado en la rabia y ampliar la mirada de lo que vivamos, pues no son hechos aislados, sino un profundo proceso de cambio que involucra a toda la humanidad.

Comentarios

Deje aquí su opinión

Natalia Burgos: Hola mi signo es aries y he pasado cambios estos dias, todas las caracteristicas que resumen en la nota me han sucedido, excelente saber porque se han agudizado mis desiciones y mis estados de individualismo. tomare nota de los consejos gracias

Más temas