Los secretos detrás de la dieta Dukan

El creador del régimen de moda desmitifica algunas creencias sobre el agua, además de recomendarla a toda hora.

Emol
Lu. 27 de junio de 2011, 08:00
Más Ménos
Mauricio Palma, El Mercurio.

Mauricio Palma, El Mercurio.

Emol

Emol

Es la versión de moda de la dieta de las proteínas y se ha transformado en un hit en todos los países debido a la cantidad de figuras públicas que la siguen con buenos resultados.

Pierre Dukan, en su libro “No consigo adelgazar” de editorial Nuevo Extremo (y que ya está en Chile) explica claramente que la asimilación de las proteínas comporta un fuerte gasto calórico. Agrega que las proteínas puras reducen el apetito y combaten la retención de agua.

Y es precisamente esta palabra una de las claves de la dieta Dukan.

Aunque pareciera no ser ninguna novedad porque por años los especialistas sostienen que el agua debe estar presente en toda dieta y, es más, se habla de consumir 2 litros diarios, Dukan entrega esta máxima: “este régimen debe ser muy rico en agua”.

En su libro señala que el tema del agua no es una cuestión simplemente de marketing dietético y, por el contrario, es una cuestión de máxima importancia.

Dukan explica que pareciera que lo más importante en una dieta es quemar calorías de la fuente de reservas de grasas, pero a pesar de esto, tan fundamental como la combustión es la eliminación de las mismas y en eso el agua cumple un rol prioritario.

“El agua purifica y mejora los resultados del régimen”, afirma y agrega que la simple constatación empírica demuestra que cuanto más se bebe y más se orina, más opciones tiene los riñones de eliminar los residuos provenientes de los alimentos quemados.

“Así pues, el agua es el mejor de los diuréticos naturales”, dice.

El problema que Dukan detecta es que las mil tentaciones del día aplazan y terminan por ocultar la sensación natural de sed y aquello que en condiciones naturales de alimentación puede ser considerado normal, es decir, beber poco líquido, deja de ser aceptable cuando se está en un plan de adelgazamiento.

“Intentar adelgazar sin beber no es sólo tóxico para el organismo, sino que puede reducir y hasta bloquear totalmente la pérdida de peso y echar a perder muchos esfuerzos”, sostiene Dukan.

El autor agrega un elemento interesante para las mujeres específicamente. Indica, claramente, que el agua y las proteínas combinadas ejercen una potente acción  sobre la celulitis.

En qué momento beber agua

Dukan dice que el subconsciente colectivo tiene impreso que el agua no debe ser consumida en el momento de ingerir alimentos, sino en los períodos de intervalos y asegura que eso no tiene ninguna base científica. Por lo tanto, anima a beber agua en todo momento, no solamente en su versión pura, sino que también en té, café o hierbas hasta completar esos famosos 2 litros de los que habla la sabiduría popular.

Ahora, de preferencia recomienda que cuando se está haciendo la dieta de las proteínas, esta agua sea poco mineralizada, ligeramente diurética, poco salada y laxante.

También declara que pueden beber refrescos light, los que considera gran aliado de las dietas y no sólo autoriza, sino que aconseja beber Coca Cola light.

El autor recuerda que el agua es un saciante natural y por eso, cuando se consume en las comidas aumenta el volumen de los alimentos en el estómago, permitiendo los signos de saciedad. Y este efecto de “ocupación” como lo denomina funciona también entre comidas.

PD: El otro secreto de la dieta Dukan es que el régimen debe ser bajo en sal, porque ésta retiene líquidos y además acrecienta el apetito.