La historia de la profesora que se quedó sin alumnos por ser “demasiado sexy”

Solo le quedan cinco alumnos en su jardín infantil, y sus apoderadas sospechan que ella les quiera quitar el marido.

Emol
Sa. 28 de abril de 2012, 07:00
Más Ménos
Facebook/Michela Roth

Facebook/Michela Roth

Facebook/Michela Roth

Facebook/Michela Roth

Facebook/Michela Roth

Facebook/Michela Roth

¿Una modelo que posa en ropa interior puede ser también la educadora de párvulos del jardín infantil de tu hijo? Ese es el debate que en las últimas semanas se ha encendido en Italia, luego que las madres de los alumnos de Michela Roth, sacaran a sus hijos de la escuela de la que ella es dueña e imparte clases, por considerarla “demasiado sexy”, e incluso sospechan que solo quiere quitarle a sus esposos.

Michela, de 38 años, es norteamericana, pero desde hace un tiempo puso su escuela en Castello di Serravalle, un pueblo de unos 5 mil habitantes, ubicado en Bologna, Italia. Todo iba bien, hasta que sus apoderadas la agregaron a Facebook y se toparon con varias fotos que revelaban la otra faceta laboral de la profesora, flamante ganadora de concursos como “Miss mamma italiana” y “El trasero de oro”. De pronto, la profesora comenzó a perder a sus alumnos y hoy, apenas tiene cinco.

“Hasta junio mantendré abierta la escuela para esos cinco niños, y después se acabará mi experiencia cerrando la escuela. Tengo que despedir a tres trabajadores. Con solo cinco niños no se puede continuar”, dijo la triste maestra al diario de Bolonia, “El Resto del Carlino”.

“Hay un problema de cultura en Italia. La diversidad difícilmente se acepta. He sido víctima de envidias y comentarios injustos”, agregó.

Roth ha sido enormemente buscada por la prensa de su país en el último tiempo, y allí ha comentado que fue durante un cumpleaños de uno de sus alumnos, que los padres comenzaron a cuestionar su labor como educadora. “En mi vida siempre he tenido el viento en contra. Ahora me dicen que me he convertido en famosa y que lo tengo todo a favor. Pero según ustedes, ¿cómo me siento? Se los digo yo: aterrorizada”, comentó la mujer a “Oggi”, tras haber pillado a dos policías municipales grabándola a través de la reja de su jardín infantil.

En cuanto a sus fotografías, la profesora -quien también tiene una hija de 2 años y medio- ha comentado que se trata netamente de un trabajo que realiza para ganar más dinero, el que luego invierte en su escuela, incluso cuando se trata de fotografías como las de un calendario de Harley Davidson, las que asegura, son “artísticas”.

“Esta foto forma parte de un calendario de hace mucho tiempo. En la escuela infantil gano 400 euros al mes y en verano hago de modelo para conseguir un dinero. Como modelo puedo ganar hasta 2.000 euros por una sesión de fotos, dinero que invierto directamente en la escuela infantil que es mi sueño (...) No soy una monjita, pero no doy clases de bikini”, señaló al mujer, quien ha sido motivada por sus apoderadas a dejar la educación y dedicarse al cine o a la televisión.

“No hay que dejar que la envidia de la gente te haga daño. Si lo que quieren es que haga de actriz, tomaré lecciones. Freud decía que ‘nada sucede por casualidad’ (...) De todas formas, hay también madres que me dicen que sus hijos están deseando verme todas las mañanas”, aseguró la maestra.