Facebook busca formas para admitir niños sin que mientan

Por Barbara Ortutay, AP
Ma. 05 de junio de 2012, 10:40
Más Ménos


NUEVA YORK .— Aunque Facebook prohíbe que haya entre sus usuarios niños menores de 13 años, millones de ellos mienten sobre su edad y tienen perfiles en el sitio.


Ahora la compañía prueba formas de permitirle el acceso a esos niños sin que tengan que mentir. Sería bajo supervisión paterna, como por ejemplo al conectar las cuentas de los pequeños con las de los padres.


Eso permitiría a la afamada red social cumplir con las regulaciones federales respecto a los niños menores de 13 años en internet porque la ley pide a las empresas autorización de los padres si habrán de recabar información sobre estos niños.


Este tipo de información es determinante para Facebook. Cada foto o actualización de estado que se sube al sitio podría contar como recaudación de información.


Muchas empresas consideran una carga obtener el permiso de los padres, por eso prefieren prohibir a los menores de 13 años. Sin embargo, esa prohibición es difícil de aplicar.


En muchos casos, los mismos padres ayudan a sus hijos a crear perfiles para ellos y mentir sobre su edad. Se calcula que en Facebook hay unos 7,5 millones de niños menores de 13 años, de un total de 900 millones de usuarios en todo el mundo.


En un comunicado, la compañía dijo que está en diálogo con los accionistas, reguladores y otros legisladores sobre cuál sería la mejor manera de ayudar a los padres a mantener seguros a sus hijos en internet.


Agregó que muchos recientes reportes han destacado lo “difícil que es aplicar restricciones a la edad por internet, en especial cuando los padres quieren que sus hijos tengan acceso a contenido y servicios en línea”.


La característica podría llevarse mucho tiempo en ser implementada o quizás nunca lo sea, como ocurre con muchas de las que Facebook prueba.


El reporte se conoce dos semanas después de que Facebook comenzó a cotizar en bolsa y de que el precio de sus acciones haya bajado en parte por la preocupación sobre su capacidad para seguir aumentando sus ingresos.