La vidente que enseña a romper lazos de otras encarnaciones

La vidente Olga Menéndez enseña a ver la vida más allá del mundo concreto conectando las vidas pasadas con el presente y enseña una técnica para romper lazos y ataduras que impiden avanzar y ser feliz.

Por Francisca Vargas V.
Do. 17 de junio de 2012, 07:00
Más Ménos


“Rompiendo Lazos” y “Lazos de amor eternos” son los libros principales que ha escrito la vidente mexicana, Olga Menéndez, quien estuvo recientemente en el país.


Su historia es especial. Desde niña, sus capacidades psíquicas la llevaron a conectarse con mundos paralelos y dimensiones desconocidas. A los 5 años vio a su primer muerto o fantasma, a los 7, hizo su primer viaje astral y a los 15 años ya tenía contacto con ángeles, arcángeles y guías. Situaciones algo complicadas de digerir pues nadie le daba explicaciones certeras a sus visiones.


Según cuenta, a los 40 años recién cuando conoció la técnica de liberación de Phyllis Krystal, discípula de Jung, entendió todo aquello que su tercer ojo hiper desarrollado la hacía conocer.


“Puedo ver muchos cuerpos en los seres humanos, pero mi especialidad es el cuerpo emocional donde veo a la gente que está toda atada, llena de cadenas y cordones muy desagradables. Son lazos y ataduras que generan los apegos y que son los que nos hacen volver a reencarnar”, explica.


En “Rompiendo lazos” (Ediciones Obelisco) enseña paso a paso cómo deshacer esas ataduras que, según afirma, son los que van creando enfermedades y relaciones desastrosas, donde las relaciones de pareja dice, más que amor son karmas.


“A la gente le preocupa saber quien fue en otra vida, por qué estoy pagando o viviendo esto, y les digo, que las personas somos un resumen de todo lo que nos han resuelto hace 5 mil vidas. Fíjate en tu vida y en lo que está mal y vas a ver qué has hecho en otras encarnaciones”, comenta.


En ese sentido es como aparece el karma o situaciones que se repiten por no haberlas resuelto. “Esas son las ataduras y es el cuerpo emocional, el que atrae como un imán, todo lo que no hemos resuelto y se encarga de llevarte hacia las experiencias que necesitas vivir”.


¿Por qué sucede esto?


“Porque muy pocos se limpian su cuerpo emocional a diario y por eso caemos en lo mismo”.


Para salir de esa rueda y trabajar las cosas que molestan, como el miedo, la ira, la envidia y todo aquello que no gusta, Olga Menéndez entrega una técnica meditativa jungiana para ir trabajando a diario, durante 14 días, 5 minutos en la mañana y otros en la tarde.


“Podrás ir cortando cosas específicas, ya que irás liberando tu subconsciente, yo te explico cómo hacerlo. Es una técnica de autosanación y no necesitas terapeuta, pero tiene que ser muy responsable de tu proceso y hacerlo hasta el final, porque abres una caja de Pandora que sino liberas, vas a seguir repitiendo lo mismo”.

Almas gemelas

“Lazos de amor eternos” (Ediciones Obelisco) es su último libro, donde ahonda en los vínculos que se van teniendo a lo largo de la vida y explica sobre qué son las familias de almas y los tipos de almas, que define como: espejos, familiar, divina, compañera, gemela, flama y consorte.


Esta información servirá para entender, el por qué se dice tanto que “venimos a la tierra a aprender, que esta es una gran escuela y con ese dato, volver a mirar a quienes están a tu alrededor y descifrar el papel vienen a desempeñar en tu vida”.


Por ejemplo, habla de las almas gemelas que puede ser cualquier persona que se siente gran afinidad y da la sensación de que se conoce desde siempre. Su objetivo es brindar alegría, felicidad y gozo. “Puede ser desde un miembro de la familia terrestre si es muy afortunado, la pareja o alguna amistad. No son relaciones conflictivas”.


Mientras que las almas flamas se mueven más allá de la sexualidad humana. “Es una relación romántica y están conectados por el chakra del corazón siempre. Desde el primer encuentro, el individuo experimentará una atracción muy fuerte, donde se puede establecer una relación de pareja”.


Sin embargo, explica Menéndez, la mayoría de las veces nos encontramos con almas espejos, que son cualquier persona que te topes. “Te muestran una parte negativa para que se pueda resolver o una positiva. Son importantes pues por medio de la confrontación se resuelven aspectos o emociones en la vida”.


Pueden ser un hijo, hermano, pariente y muchas veces una pareja. “Se reconocen porque su misión es mostrar lo que no nos gusta, nos exaspera o nos molesta, pero también muestran lo bello”.

2012, año de evolución

“Este año va a ser muy pesado en cuanto a terremotos, por los tránsitos astrológicos que hay de Plutón, que significan terremotos, guerras, revoluciones, levantamiento sociales y hay varias cuadraturas de Plutón muy fuertes, por eso creo que mientras más limpios y equilibrados estemos, vamos a poder afrontar mejor las cosas que sucedan”, señala la vidente mexicana.


Sin ánimo de alarmar, su mensaje es realista y un llamado a trabajar en el autoconocimiento y sanar heridas, ya que afirma que eso es lo único que una persona puede hacer para traspasar este año, donde comenta, la potente luz del sol está alumbrando las oscuridades y mal vivir de cada uno.


Además, indica que nuestra misión es “ser felices, jugar y convertirnos en luz. Todo el mundo quiere tener grandes misiones, y preguntan, cuál es mi misión, yo les contesto, que es vibrar alto y ser felices. Lo que pasa es que se nos olvidó. Y estamos tan enganchados, que nuestra vida aquí se hace terrible pero no venimos a eso y ahora es el momento, no hay tiempo”, reflexiona.