Facelift Bungee, la curiosa alternativa inventada por una mujer para eliminar las arrugas

Cuesta 25 dólares (unos 12.000 pesos) y, según su creadora, quita 10 años de encima.

Por M. Francisca Prieto, Emol
Ma. 31 de julio de 2012, 08:19
Más Ménos

http://facelift-bungee.myshopify.com

http://facelift-bungee.myshopify.com

Para algunas mujeres las arrugas son un verdadero tema en su vida. Gastan muchísimo dinero en cremas que prometen reducirlas, atenuarlas e incluso eliminarlas, y se aventuran a someterse a procedimientos muy caros que la mayoría de las veces dejan resultados poco naturales.

Kimberly Aschauer, una estadounidense de Palm Beach, se enfrentó a esta realidad cuando quiso mejorar su aspecto para el matrimonio de su hijo. Acudió a un cirujano plástico para consultar cuánto le costaría hacerse un pequeño lifting facial, pero quedó espantada al saber que el precio ascendía a 5.000 dólares (unos 2.400.000 pesos). Como por supuesto no desembolsaría esa cantidad para eliminar sus arrugas, prefirió buscar una alternativa por su propia cuenta.

De esta manera, la mujer inventó el Facelift Bungee, un curioso dispositivo que estira el rostro de una forma instantánea, económica y, según ella, indolora. Se trata de un elástico en cuyos extremos tiene dos peines que se insertan en el cabello. La persona debe hacerse dos pequeñas trenzas a ambos lados de la cabeza cerca de sus sienes y luego debe clavar los peines en cada una, de manera que el elástico pase por la parte posterior de la cabeza y debajo de su pelo (video). Así, el aparato estira la piel y elimina las arrugas.

"Me miro al espejo y veo cómo le quito a mi rostro 10 años de encima", ha afirmado Aschauer a los medios. "Me levanto, lavo mis dientes e instalo mi elástico (...) Es así de simple", agrega.

La curiosa alternativa al lifting facial, que viene en un pote similar a los de las cremas para el rostro, cuesta sólo 25 dólares (unos 12.000 pesos), y se vende en algunas tiendas de Florida y vía internet. Está disponible en dos colores: blanco y negro.

¿Sólo un pequeño dolor de cabeza?

El Facelift Bungee ha sido tan exitoso que ya tiene su propio sitio web, en el que quienes lo han utilizado dejan sus testimonios. "He comprado todas las cremas anti-envejecimiento que hay en el mercado y puedo decir honestamente que este producto estiró mi rostro al instante", cuenta por ejemplo Bittany, de Chicago. "Este producto debería estar en todos los salones de belleza. Simplemente ha cambiado mi vida", dice por su parte Mary, de Florida.

Según se explica en la página, lo recomendable es que el elástico sea utilizado por ocho horas al día, aunque -se afirma- algunas mujeres lo han usado por 24 horas, incluso durante la noche. Además, es ajustable, ya que si los peines se insertan en el comienzo de las trenzas y cerca de las sienes, el elástico quedará más tirante, pero si se clavan al final de las trenzas, quedará más suelto.

Eso sí, no todas las mujeres pueden utilizar este insólito dispositivo, ya que para que funcione es necesario tener un largo mínimo de cabello. "Si el pelo es más corto que el largo de la oreja, no es recomendable el uso del Facelift Bungee", dice el sitio.

Según Kimberly Aschauer, el elástico queda absolutamente oculto debajo del cabello y no causa mayor incomodidad. No obstante, desaconseja su uso en las mujeres que sufren de dolores de cabeza cuando se peinan con una cola de caballo demasiado apretada.

Sin embargo, Claudia de la Cruz, dermatóloga de Clínica Dermovein, sostiene que su uso podría tener algunos efectos adversos, tanto para la piel como para el cabello. "Lo que hace esto (el Facelift Bungee) es traccionar. Si esta tracción es constante, fantástico porque la piel estará estirada. El problema es que cuando se suelta, esa piel pierde elasticidad. Es como lo que ocurre con un elástico: si lo fuerzas y lo tienes mucho tiempo tensado al máximo, es difícil que el elástico vuelva a su tamaño original", explica.

Asimismo, el curioso aparato puede provocar pérdida de cabello. "Cuando hay una tracción constante en un punto del pelo, éste se va perdiendo. Lo mismo pasa con la partidura: en esa zona siempre hay menos", dice la especialista.

Entonces, ¿qué otras opciones existen para eliminar las arrugas sin recurrir a la cirugía o tener que desembolsar grandes sumas de dinero? Claudia de la Cruz sostiene que hoy día existen muchas, pero las más usadas son las terapias con láser que permiten tensar la piel.

"Hay láser que trabajan específicamente la fibra elástica y al calentarla producen su retracción, lo que tensa la piel. No se hace un lifting, pero estos láser permiten mejorar la textura de la piel y su tensión al retraer la fibra elástica, y así se logra evitar o al menos retrasar un par de años estos lifting", señala. Asimismo, con ellos se logra una apariencia 100% natural, ya que no se agrega nada externo y es la propia piel de la persona la que mejora.

Otra opción es una tecnología llamada Freeze Octopollar, la cual favorece la formación de colágeno y la tensión de las células. Según la dermatóloga, esta alternativa se indica más bien de manera preventiva, por lo que es ideal para pieles más jóvenes que no están tan flácidas ni han perdido demasiada elasticidad.

"Son los dos métodos que se podrían usar (para eliminar las arrugas) sin cirugía, sin bisturí, sin anestesia, a precios mucho más económicos y sin efectos adversos", concluye la especialista.