Madre adolescente puso “piercing” a hija de 3 años en la ceja

La joven, en medio de la polémica, declaró que lo hizo porque era bonito.

EFE
Ju. 30 de agosto de 2012, 09:42
Más Ménos
Archivo

Archivo


LIMA.-Una madre de 17 años llevó a su hija de 3 años a un local clandestino del distrito limeño de San Juan de Miraflores para que le colocaran un “piercing” en la ceja porque "era bonito,” argumentó la progenitora de la niña, Elvira Chávez, en una entrevista en la televisión peruana.


El hecho ha levantado el rechazo de la opinión pública hasta el punto que la ministra peruana de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana Jara, mostró hoy su desaprobación y “condena” por un hecho que puede comportar “hasta seis años de prisión por lesiones leves a un menor.”


En un vídeo casero difundido por Andina de Televisión se comprueba el proceso de perforación en la ceja de la niña y cómo una mano la mantiene inmóvil y pegada a un asiento mientras la fotografían en el momento que le traspasan la ceja y la menor se revuelve de dolor.


"A mí sí me pareció bonito hacerle ese ’piercing’ a mi hija. No tengo ningún ensañamiento con eso porque no quise causarle ese dolor a mi hija. Me gustó que se lo pusieran y además no lloró mucho, así que no hagan un escándalo de una poquita cosa,” pidió la madre a los medios.


Aunque inicialmente se pensó que la niña tenía 5 años, la ministra de la Mujer precisó que la menor tiene 3 años y que “la madre biológica no tiene ningún derecho de practicar contra su hija este tipo de actos en los que no solamente la somete a un trauma psicológico sino también a un sufrimiento físico.”


"Mi absoluta condena a la madre de la menor porque tanto ella como el que le practicó el ’piercing’ a la niña son responsables de este hecho que debe servir de escarmiento. Ningún padre o madre puede disponer del cuerpo de quienes están bajo su tutela,” recalcó Jara.


La Municipalidad de San Juan de Miraflores intervino y clausuró hoy el local donde se colocó ese adorno a la menor porque se constató que su propietario no tenía licencia de funcionamiento.


El alcalde de este distrito, Adolfo Ocampo, indicó que “este abuso contra un menor” se trata de un hecho “bochornoso e indignante” que le ha “llenado de ira.”


La municipalidad coordinará con el ministerio dirigido por Jara un soporte psicológico a la niña y la disposición de la tutela de la menor según lo que dictaminen las autoridades pertinentes.