Michelle y Ann rivalizan en el plano de los vestidos

Vestido rosa de Michelle Obama cuesta U$500 en las tiendas. Diseñado por Tracy Reese vale un quinto del de Ann Romney. Al igual como ocurrió con Jaqueline Kennedy, las Primeras Damas son un impulso a la moda.

ANSA
Vi. 07 de septiembre de 2012, 09:39
Más Ménos


WASHINGTON. - Todas las mujeres que el martes admiraron y desearon con locura el vestido de seda rosa lucido por Michelle Obama durante su discurso en la Convención Demócrata recibieron hoy una buena noticia: la diseñadora Tracy Reese, que lo confeccionó especialmente para la "first lady", anunció que lo fabricará en serie y pondrá a la venta por unos 500 dólares.


No se trata de un precio para todos los bolsillos pero seguramente es menos de los casi 2.500 que, según el diario Financial Times, pagó la aspirante a primera dama, Ann Romney, esposa del candidato republicano, Mitt Romney, por el traje de tafetan rojo de Oscar de la Renta con el que se presentó en el escenario de Tampa para su intervención.


Reese, una afroamericana de Detroit prácticamente desconocida hace diez años, no precisó una fecha para la comercialización del vestido sin mangas de Michelle, limitándose a decir que será "muy pronto".


Los modelos de esta diseñadora se pueden adquirir en grandes almacenes de lujo, entre ellos el exclusivo Neiman Marcus y Nordstrom. Michelle combinó el vestido, que tenía una fantasía definida abstracto barroco y un borde azul, con un par de zapatos de tacón muy alto de la cadena de moda J.Crew, que cuestan 245 dólares, y completó su "look" pintándose las uñas con un esmalte gris Vogue de Artistic Nail Design.


El alabado vestido rosa consolidó la relación entre las esposa del presidente Barack Obama y la diseñadora estadounidense, que eligió a la "first lady" como musa inspiradora.


Desde 2008, Michelle ha llevado puestos una decena de creaciones de Reese, algunas incluso más DE una vez, según Mrs-O.com, un blog que sigue sus gustos en materia de moda.


El apoyo de Michelle, por su parte, ha lanzado a la diseñadora tanto en Estados Unidos como en el extranjero: en 2011 Reese abrió su primera boutique independiente en Tokio.