Hombres jóvenes compran más ropa que mujeres

En algunos países aún dependen de sus padres para renovar el vestuario.

ANSA
Ju. 04 de octubre de 2012, 09:11
Más Ménos


PARIS.- Los hombres franceses de entre 25 y 34 años gastan en promedio 371 euros anuales para su vestimenta, es decir nueve euros más que las mujeres de la misma franja de edad, que destinan a su ropa 362 euros al año.


El dato fue difundido por el Instituto Francés de la Moda, según el cual las mujeres más jóvenes y, sobre todo, las de más edad gastan mucho más que los hombres de su misma generación.


En efecto, las damas de entre 45 y 54 años no dudan en destinar en promedio 481 euros por año a su vestimenta, frente a solo 274 euros en el caso de los hombres.


Sin distinción de géneros, es la franja de los más jóvenes, hombres y mujeres de entre 15 y 24 años, quienes más gastan para renovar su guardarropa en Francia.


Son ellos quienes compran el 25 por ciento de la ropa que se vende, aunque solo representan el 15 por ciento de la población, agrega la investigación.


El Instituto efectúa también algunas comparaciones internacionales. Según sus datos, son los jóvenes alemanes y los jóvenes ingleses quienes se muestran menos gastadores en términos de ropa.


Lo mismo ocurre en el Reino Unido: alrededor de un tercio de los jóvenes de 15 a 24 años no piden dinero a sus padres para vestirse. Por el contrario, es en Italia donde los más jóvenes son más sensibles a la moda: allí el 20 por ciento depende por completo del dinero de sus progenitores para renovar su vestuario.


Al mismo tiempo, el estudio analiza el aspecto sociológico de la moda. Los jóvenes europeos, asegura el Instituto Francés de la Moda, la ubican muy por detrás de prioridades como la alimentación y las salidas entre amibos. Pero al mismo tiempo, la moda se percibe como un vector de sociabilidad y tiene cierta influencia en este campo.


Según el Instituto, a ello se debe que el 82 por ciento de los jóvenes busquen las marcas que usan sus amigos. Y además alrededor de tres jóvenes cada cuatro, hombres y mujeres sin distinción, salen a comprar ropa en grupos de amigos.