‘Barco del aborto’ holandés no puede atracar en Marruecos

Puede realizar intervenciones, pero en la práctica sólo entrega la píldora abortiva.

Emol/EFE
Ju. 04 de octubre de 2012, 08:55
Más Ménos
Women on Waves

Women on Waves


El barco-clínica de la organización holandesa Women on Waves no podrá arribar, por primera vez, a un país musulmán, luego de que las autoridades de Marruecos les negaran la posibilidad de atraque. La llegada estaba planeada para hoy al mediodía.


El conocido ‘barco del aborto’, que posibilita hacer esas intervenciones abordo, visitaba la nación del norte de África invitado por la organización marroquí MALI (Movimiento Alternativo para Libertades Individuales) y tenía como finalidad promover la legalización del aborto en ese país.


Aunque la nave es en realidad una clínica ambulante preparada para realizar abortos en condiciones acordes con la ley holandesa, que permite esa práctica durante las 24 primeras semanas de gestación, por motivos de seguridad sólo los realiza mediante la píldora abortiva hasta las seis semanas.


Las activistas que navegan en él, en cambio, se dedican a divulgar e informar sobre los distintos métodos que existen para lograr la interrupción de un embarazo.


Aunque el aborto es ilegal en Marruecos, las ONGs estiman que entre unas 600 a 800 mujeres se practican diariamente un aborto clandestino.


El Gobierno marroquí había advertido de que "hará lo necesario para velar por el cumplimiento de la ley" si el barco del aborto practicaba abortos en sus aguas territoriales.


El ministerio de Sanidad hizo hoy público un comunicado en el que recuerda que “no ha sido informado de este asunto y no ha autorizado a ninguna parte, ni médica ni residente en Marruecos a efectuar esta intervención médica” (en referencia al aborto). Por esa razón, el ministerio “llama a las autoridades competentes a hacer lo necesario para velar por el cumplimiento de la ley.”


Según el ministerio, el aborto es un acto médico “regido por disposiciones precisas que definen los casos de abortos legales,” en referencia a la ley que lo permite solo en el caso de que se ponga en peligro la vida o la salud de la madre.