¿Las dietas libres de gluten ayudan a bajar de peso? Descúbrelo aquí

Muchas personas que no sufren de la enfermedad celíaca piensan que al ingerir alimentos que no contienen la proteína, perderán kilos más rápidamente.

Emol
Sa. 08 de diciembre de 2012, 07:00
Más Ménos

"Locura por lo libre de gluten". Así denomina Tanya Zuckerbrot, una conocida nutricionista estadounidense, a la creciente tendencia de que personas que no sufren de la enfermedad celíaca, lleven una dieta libre de gluten convencidas de que así bajarán de peso.

En una columna que publicó en Fox News, la especialista afirma que se trata de un fenómeno algo extraño. "No es frecuente que una condición médica seria dé origen a una dieta de moda", señala, y se cuestiona si realmente será un régimen efectivo para alimentarse mejor y adelgazar.

Pero antes de responder a la pregunta, es importante entender qué es el gluten y cómo afecta éste a los celíacos. Según explica Zuckerbrot, el gluten es una proteína presente en el trigo que le otorga elasticidad a la masa, ayudando a que ésta suba y mantenga su forma.

La Fundación Convivir -cuyo propósito es mejorar la calidad de vida de los chilenos que sufren la enfermedad celíaca- señala en su página web que el gluten también está presente en la cebada, el centeno y la avena. De esta manera, la proteína puede encontrarse en todos los productos elaborados a partir de esos cereales, aunque igualmente en embutidos y derivados cárnicos, lácteos e incluso en ciertos medicamentos como excipientes.

El problema es que existen personas que presentan intolerancia permanente al gluten, es decir, padecen de la enfermedad celíaca. La Fundación Convivir explica que ésta es una condición crónica y que tiene características autoinmunes.

"Provoca una marcada lesión en la mucosa del intestino delgado, con atrofia en las vellosidades intestinales, lo que contribuye a producir una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos", añade.

Por esto, una vez que la enfermedad celíaca es diagnosticada mediante exámenes de sangre y una biopsia intestinal, el único tratamiento que tiene es adoptar de por vida una dieta libre de gluten, lo que muchos consideran sinónimo de bajar de peso. Algo que Zuckerbrot echa inmediatamente por tierra.

"Sólo porque un producto dice ser 'libre de gluten' no significa que es más saludable. Los productos libres de gluten pueden ser altos en calorías, grasa y carbohidratos. De hecho, algunas personas que siguen dietas libres de gluten, suben de peso", asegura la nutricionista en su columna, y agrega que aunque no es dañino que una persona que no sea celíaca elimine la proteína de su alimentación, lo importante es que continúe manteniendo una dieta balanceada.

Glenn Gaesser en youtube
En este video, el profesor de la Universidad Estatal de Arizona explica por qué los regímenes libres de gluten no están indicados para todas las personas y cuáles son los beneficios de los granos en una dieta saludable.

No hay evidencia científica

La opinión de Tanya Zuckerbrot es respaldada por un estudio realizado por un profesor de la Universidad Estatal de Arizona y cuyas conclusiones fueron publicadas en septiembre pasado en la Revista de la Academia de Nutrición y Dietética.

Con su investigación, Glenn Gaesser determinó que muchos estadounidenses estaban siguiendo un régimen alimenticio por razones equivocadas.

"Se ha transformado en una creencia tan popular, que si se busca en Google 'dieta libre de gluten' se obtienen más de 4,2 millones de resultados. Las celebridades la aprueban y hay publicados cientos de libros al respecto", señaló el académico, quien tituló su estudio: "Dieta libre de gluten: ¿Una recomendación imprudente para la población general?".

"Pero a pesar de todos los testimonios (…) no existe evidencia científica que respalde que (la dieta libre de gluten) es saludable y ayude a perder peso a la población general", dijo el profesor.

A juicio de Gaesser, la única manera de adelgazar es en disminuir la ingesta de calorías. "Probablemente, llevar una dieta libre de gluten no produce daño. Sin embargo, hay indicios de que el gluten puede contribuir al control de la presión arterial y la función inmune, así como crear una composición saludable de las bacterias del colon", sostuvo el profesor.

Asimismo, Glenn Gaesser ratificó que el consumo de alimentos que no contienen la proteína a menudo lleva a engordar, ya que muchos productos libres de gluten contienen más grasa y azúcares que los otros.

"En un estudio realizado a 371 adultos con enfermedad celíaca que siguieron una dieta libre de gluten por dos años, un 82% de los pacientes que inicialmente presentaban sobrepeso, en realidad aumentaron de peso. En otro estudio en el que participaron 149 niños celíacos que siguieron una dieta libre de gluten por al menos 12 meses, el porcentaje de niños con sobrepeso casi se duplicó", señaló el investigador.

Según el académico de la Universidad de Arizona, su estudio es el "primero en ver el otro lado de la 'locura por lo libre de gluten'". "Es hora de escuchar a la ciencia", subrayó.