Aceites para el cabello: Cuándo, cómo y cuáles usar

¿Has pensado aplicarte uno? Una habitual usuaria de ellos comparte aquí sus datos para sacarles un buen provecho.

Por M. Francisca Prieto, Emol
Ma. 18 de diciembre de 2012, 08:21
Más Ménos

De oliva, de almendras, de coco, de argán, etc. Son muchísimas las alternativas de aceites para el cabello que existen en el mercado, cada uno con sus propiedades específicas: dar brillo, humectar, eliminar el frizz, fomentar el crecimiento e incluso hay los que protegen al pelo de los malignos rayos del sol o del uso de planchas.

Sin embargo, muchas personas son un poco escépticas respecto a la verdadera utilidad de estos productos y si de verdad es recomendable su uso. No es el caso de Beatriz Fernández, autora del blog "Cabellos y Hierbas", quien en el afán por cuidar su pelo y ayudarlo a crecer lo más saludablemente posible, ha probado muchos de ellos, convirtiéndose en una verdadera experta.

De hecho, en su sitio web -al que dio inicio en abril de 2010, cuando se dio cuenta de que quería tener su cabello nuevamente largo- tiene un espacio dedicado a los aceites capilares, en el que entrega datos y consejos, así como también publica artículos que les son enviados por otras mujeres también fanáticas del cuidado del pelo.

Por esta razón, le pedimos que compartiera con Tendencias y Mujer algunos de sus conocimientos relacionados con los aceites para el cabello. Aquí están:

¿Cuándo es necesario aplicar aceites capilares?

"Se pueden aplicar cuando notamos que las puntas y la textura general del cabello está seca y apagada. La resequedad y el frizz son los primeros signos que indican que el pelo necesita una cuota extra de humectación, la cual es entregada por los aceites", sostiene Beatriz Fernández.

¿Todos sirven para cualquier tipo de cabello?

"Con los aceites, todo es a prueba de ensayo y error", dice la bloguera. Agrega que existen algunos que son más pesados para el pelo fino y otros poco humectantes en el pelo seco, "pero es muy relativo". "El que es de uso universal es el aceite de coco, por sus múltiples propiedades", asegura.

¿Cómo deben aplicarse?

Según Beatriz Fernández, los aceites capilares pueden esparcirse en el cabello media hora antes de lavarlo, aunque añade que ella prefiere hacerlo en la noche y dormir con el pelo trenzado. "Siento que el efecto es mejor, pero es de gusto de cada persona", señala.

Asimismo, sostiene que no es imprescindible que el pelo esté limpio al aplicarse los aceites. "Lo he hecho luego de un día normal de trabajo y el cabello los asimila igual. También hice la prueba en un mechón en el que me apliqué laca y obtuve buenos resultados de igual forma", dice.

Tutorial en internet
En su blog, Beatriz Fernández también tiene un espacio para tutoriales. En éste puedes ver cómo aplica los aceites en su cabello.

Además, agrega que, considerando que agua y aceite se repelen, siempre los ha usado sobre cabello seco. "Cuando tengo tiempo, también aplico calor con una gorra térmica, ya que de esa forma la cutícula se abre y los aceites actúan mejor", revela, y aclara: "Por si acaso, el efecto calor no provoca que el pelo se fría".

Beatriz Fernández aconseja aplicar los aceites con el pelo desenredado para facilitar su distribución. Si se tiene el pelo graso, no es recomendable usarlos en exceso y menos en el cuero cabelludo. Y en el caso del cabello normal o seco, lo ideal es esparcir una pequeña cantidad mechón por mechón, para luego amarrar el pelo de la forma preferida mientras los aceites actúan.

Para el enjuague, la bloguera revela que lo que personalmente le ha funcionado muy bien es primero echar acondicionador en los largos, luego shampoo en el cuero cabelludo y con el exceso de espuma enjuagar todo el pelo. "Si es necesario, puede aplicarse sólo un poco de acondicionador nuevamente, pero este paso se puede omitir", sostiene.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable utilizarlos?

A juicio de Beatriz Fernández, la periodicidad con que deben usarse los aceites depende del estado en que se encuentre el cabello. "Si está muy seco, dos veces a la semana estará bien. Si se encuentra normal, una vez a la semana y complementar con mascarillas", afirma.

¿Existe alguna precaución que haya que tener con ellos?

La bloguera señala que siempre es posible que una persona sea alérgica a los ingredientes de los aceites. "En algunas farmacias venden aceites compuestos por petróleo y siliconas, que pueden producir reacciones extrañas en algunas pieles sensible", advierte.

Beatriz Fernández también resalta la importancia de comprarlos puros y, ojalá, certificados.


Los más recomendados
Según la autora del blog “Cabellos y Hierbas”, los aceites que ella siempre recomienda son los de coco y oliva, debido a que son económicos y en la gran mayoría de los casos se logran óptimos resultados con ellos.

“Además, está comprobado que estos aceites son los únicos que penetran en la fibra capilar, por lo que es bueno usarlos como base y mezclarlos con gotitas de aceite de argán, rosa mosqueta, caléndula, camelia, jojoba, almendras, etc.”, aconseja.

¿Alguna receta casera? Beatriz Fernández dice que nunca ha fabricado un aceite capilar por su cuenta, pero agrega que ha leído que se puede mezclar el de oliva con hojas frescas de romero. “Se deja macerar por un par de semanas en un lugar donde no llegue luz y ¡listo! Como resultado se obtiene aceite de romero, que puede ser usado para estimular el crecimiento capilar”, dice.