Francia pide a UE limitar píldoras anticonceptivas de 3ª generación

Donde se han usado se han registrado mayores casos de trombosis.

AFP
Vi. 11 de enero de 2013, 09:46
Más Ménos

PARÍS. - Francia pidió este viernes a la Unión Europea que limite el uso de píldoras anticonceptivas de 3ª y 4ª generación, después de que varias mujeres le atribuyeran problemas graves de salud.

En una conferencia de prensa en París, la ministra francesa de Sanidad, Marisol Touraine, hizo esta demanda y anunció un dispositivo para limitar su prescripción en el país.

La controversia comenzó en Francia con la denuncia presentada por una mujer víctima de un accidente vascular cerebral, que lo imputa a estas píldoras.

Poco después, el abogado de otras treinta mujeres anunció que presentaría más demandas. Las secuelas alegadas son muy graves: tetraplejia, hemiplejia, epilepsia, afasia.

La ministra Touraine ha pedido a la UE que limite el consumo de las píldoras de 3ª y 4ª generación, revisando las autorizaciones de venta "en un sentido restrictivo".

"Recurriremos a Europa no para suspender (la comercialización de las píldoras), sino para modificar" las indicaciones de prescripción, explicó Dominique Maraninchi, el director de la agencia francesa de medicamentos.

Touraine anunció también la aplicación en Francia de un dispositivo destinado a limitar la prescripción del producto, consumido masivamente en el país.

La ministra se pronunció poco después de que la Agencia Europa de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) anunciara que no hay motivos para dejar de tomar las píldoras anticonceptivas combinadas, incluidas las de 3ª generación.

"Actualmente no hay ninguna prueba nueva que sugiera un cambio en el perfil de seguridad conocido de las píldoras combinadas comercializadas en este momento", por lo que no hay ningún motivo para que las mujeres abandonen ese método anticonceptivo, explicó la EMA, con sede en Londres.

La agencia añadió que estos anticonceptivos están vigilados "de forma constante y regular", y que actualmente, no ha recibido ninguna nueva prueba de ningún Estado miembro (de la UE) sobre tromboembolias venosas vinculadas a la toma de estos productos.

A partir del 31 del marzo, la seguridad social francesa dejará de reembolsar el consumo de las píldoras de 3ª y 4ª generación, usadas por entre 1,5 y 2 millones de mujeres. Inicialmente, la medida debía entrar en vigor el próximo 30 de septiembre.

Francia no puede retirar del mercado el medicamento, al estar autorizado a nivel europeo. Eso sí, puede suspender temporalmente su comercialización, aunque se expone a la censura de la Comisión Europea.

Desde hace años, la autoridad francesa de medicamentos ha venido advirtiendo contra el recurso, considerado excesivo, a estos anticonceptivos orales.

Las píldoras de 3ª y 4ª generación, que llegaron al mercado a partir de los años 1990, se diferencian de las antiguas por la naturaleza de los progestágenos empleados, y en general provocan menos efectos secundarios.

No obstante, su uso ha revelado un mayor riesgo de trombosis venosas (flebitis y embolias pulmonares), de 4 casos de 10.000 frente a 2 de 10.000 para las píldoras más antiguas.

En Estados Unidos ya se han presentado 13.500 denuncias contra la píldora Yaz (de 4ª generación) comercializada por los laboratorios Bayer.