Jóvenes se arriesgan a sufrir graves lesiones con extraño "juego"

Apoyan un hielo sobre una capa de sal, generando una reacción que les quema la piel y que puede dejarlos con cicatrices permanentes.

Por M. Francisca Prieto, Emol
Do. 13 de enero de 2013, 07:00
Más Ménos
YouTube

YouTube

Así quedó la espalda del adolescente de Pittsburgh que "jugó" al "desafío de la sal y el hielo".

Así quedó la espalda del adolescente de Pittsburgh que "jugó" al "desafío de la sal y el hielo".

"The Huffington Post"

Adrenalina. Eso es lo que busca la mayoría de los jóvenes al realizar una serie de prácticas temerarias, que muchas veces ponen en riesgo su salud y hasta su vida. Hace unos años se conoció, por ejemplo, la existencia del "balconing", una "moda" implementada sobre todo por turistas británicos y alemanes de vacaciones en España, que consiste en saltar de balcón en balcón o lanzarse desde la terraza a la piscina de los hoteles, tras una noche de carrete con abundancia de alcohol y drogas.

Esta práctica está totalmente vigente y de hecho en 2012 se registraron varios casos de jóvenes que resultaron heridos e incluso muertos por realizarla.

Otra actividad que se hizo conocida algunos años atrás fue el denominado "choking game" o juego de la asfixia, en el cual los jóvenes se ataban algo alrededor de sus cuellos para privarse de oxígeno y, finalmente, desmayarse. El objetivo era recrear el momento de la muerte, pero el problema es que muchas veces el fallecimiento se producía de verdad.

Hoy, el "juego" de moda entre los adolescentes quizás no pone en riesgo sus vidas, pero sí con él pueden sufrir dolorosas y graves lesiones. Se trata del "desafío de la sal y el hielo", y es practicado cada vez con mayor frecuencia por los jóvenes, en especial en Estados Unidos.

¿De qué se trata? Quienes participan en esta actividad deben aplicar una capa de sal sobre su piel, y luego sostener y presionar un hielo en el mismo lugar el mayor tiempo posible. Aparentemente algo bastante inofensivo, de no ser por la reacción que se genera al mezclar ambos elementos.

Al combinar sal con hielo, el punto de congelación de éste último baja hasta los -17 grados Celsius, lo cual provoca serias quemaduras en la piel que incluso en ocasiones puede impedir al afectado mover esa parte de su cuerpo, según han advertido algunos especialistas.

El doctor Ryan Shear del Hospital Botsford de Detroit, señaló a diversos medios que en los últimos seis meses ha debido tratar tres o cuatro casos de quemaduras derivadas del "desafío de la sal y el hielo". Asimismo, alertó a los jóvenes que en casos extremos, las lesiones pueden afectar los músculos, la grasa y los huesos del lugar donde se lleva a cabo esta -por decir lo menos- extraña práctica.

Jorge Rojas Zegers, cirujano plástico de Clínica Alemana, confirma que el hielo efectivamente puede provocar quemaduras con el sólo hecho de aplicarlo en forma sostenida sobre la piel de alguna parte del cuerpo.

"Las quemaduras (que se producen en este juego) son por congelación, en que las proteínas (de la piel) se dañan y provoca un efecto muy similar a las quemaduras inversas por líquidos calientes", sostiene.

También está el riesgo de que las heridas se infecten, ya que por lo general los adolescentes intentan ocultarlas de la vista de sus padres y las dejan sin ningún tratamiento.

Cicatrices permanentes

Aunque las advertencias de los médicos respecto a esta "moda" datan de las últimas semanas, en junio del año pasado el caso de un niño de 12 años de Pittsburgh llamó la atención luego de que resultara con una gran quemadura en su espalda "jugando" al "desafío de la sal y el hielo".

Según informó el Pittsburgh Post-Gazette en esa oportunidad, el adolescente aprendió la práctica en Facebook y observando videos en YouTube. Se acostó boca abajo, mientras su hermano y un amigo le aplicaron sal en forma de cruz sobre su espalda. Luego pusieron cubos de hielo encima de la sal y los presionaron.

El resultado fueron quemaduras de segundo grado, que debieron ser tratadas en una clínica especializada con medicamentos orales y tópicos.

El grado de seriedad de las lesiones depende de la cantidad de tiempo que permanece la mezcla sobre la piel, ya que mientras más minutos se deje, la sensación de dolor va disminuyendo pero el daño aumenta.

En este sentido, el doctor Rojas explica que cuando la epidermis, la primera capa de la piel, resulta dañada por completo, se considera una quemadura profunda que requerirá de un tratamiento más complejo. "Lo más probable es que estas quemaduras (producidas por 'el juego del desafío y la sal') no lleguen a ese nivel de profundidad, pero pueden generar bastantes molestias en la persona que haga el ensayo de ponerse un hielo junto con sal para ver cuánto soporta el dolor", afirma.

Asimismo, como ocurre con cualquier quemadura de consideración, las marcas que quedan pueden ser permanentes. "Si las lesiones son profundas, que sobrepasen el dermis (la segunda capa de la piel), van a provocar cicatrices inadecuadas que van a requerir de rehabilitación. Incluso podrían llegar a requerir injerto de piel, en el caso de que se haya dañado la capa germinativa de la epidermis", dice el especialista.

Por esta razón, la madre del joven de Pittsburgh pidió a los padres investigar sobre éste y otros desafíos peligrosos que se pueden encontrar en internet, y que muchas veces son utilizados en rituales de iniciación para determinados grupos o para "probarse" frente a los pares.

"Ahora le digo a diario que cuando esté con otros niños, se detenga y piense antes de hacer cualquier cosa", sostuvo la mujer, quien prefirió guardar anonimato.

Por su parte, Jorge Rojas resalta la inconveniencia que tiene el realizar este tipo de juegos, que atentan contra la salud de las personas. "Sería tan tonto como ver quién se atreve a estar más rato parado sobre una brasa, porque sin duda se va a quemar", concluyó.