Mujer obesa se fotografía en la calle para ver la reacción de la gente

Mientras intentaba expresar la soledad que toda su vida sintió por su gordura, una fotógrafa capturó cientos de imágenes que revelaron las burlas de varias personas que la rodeaban.

Emol
Do. 17 de febrero de 2013, 07:00
Más Ménos
Haley Morris-Cafiero

Haley Morris-Cafiero

“Siempre he sido consciente de que la gente pone caras, comenta y se ríe de  mi tamaño”, confiesa Haley Morris-Cafiero, una fotógrafa de 37 años, cuyo nombre ha recorrido varios medios internacionales gracias a un particular proyecto artístico que comenzó hace algunos años.

Con “Wait Watchers”, esta directora del departamento de fotografía del Memphis College of Art, quiso ver las reacciones que las personas tenían sobre su figura, siendo fotografiada en medio de la ciudad.

Ayudada de un trípode y su cámara, Morris-Cafiero recorrió Nueva York, Chicago, Barcelona y Cuzco, solo para capturar el momento en que alguna persona que la rodeaba, notara su presencia, y mostrara algún gesto de burla o incomodidad.

En su sitio web, la mujer recordó cómo en 2010 comenzó todo: “Decidí fotografiarme sentada en la escalera del Times Square para capturar mi soledad en medio de la ocupada muchedumbre. (Y) después de revelar la película, me di cuenta  que un hombre había estado parado atrás de mí para ser fotografiado por una atractiva rubia”.

“(Pero) en vez de posar para su cámara, estaba burlándose de mí a mis espaldas. Cinco minutos después, en otra locación, otro hombre se dio vuelta para mirarme boquiabierto mientras me fotografiaba sentada en la mesa de un café”.

Haley ha declarado haberse sentido desde siempre diferente, excluida, y parte de su proyecto fotográfico es reflejar esa soledad que socialmente la ha acompañado en su vida.

Por esto, en cada foto ha intentado contrarrestar su figura –a la que llama como su “exterior incontrolable”- con las imágenes de los estereotipos de belleza femenina.

Con su trabajo, continúa la idea desarrollada antes, con su serie fotográfica “Something to weigh”, donde examinó cómo su cuerpo encajaba en lugares cotidianos como la piscina, un casino y un restaurante.

Desde hace varios años, distintas personalidades han comenzado a llamar la atención de los medios para evitar la discriminación de las personas con sobrepeso, que se refleja en lugares tan comunes como la calle con las miradas acusadoras y otras más crueles de la gente.

Incluso existen organizaciones como  la National Association to Advance Fat Acceptance de EE.UU., que intenta velar por evitar las diferencias hacia los gordos, y luchar porque las personas sean respetadas y tratadas con igualdad, pesen lo que pesen.

 “Creo que algunas personas reaccionaron a la forma en que me veo.  Pero otros lo hicieron por el hecho de que me estaba fotografiando. No pretendo creer que todos lo hicieron solo porque soy gorda”, comentó la fotógrafa al The Huffington Post.

Mientras algunos consideran su apuesta una valentía, otros le han dicho que la consideran arrogante por pensar que las personas reaccionarán ante ella. “Yo no asumo nada… lo considero un experimento social”, aclaró.