¿Estimular o relajar? Qué tomar mientras se trabaja en la oficina

¿Té, café, mate o una hierbita?, la elección dependerá del objetivo que se quiera alcanzar: hidratar, estimular, relajar o ayudar a la digestión.

Por Francisca Vargas V.
Lu. 25 de marzo de 2013, 08:07
Más Ménos

Ahora que el tiempo está cambiando y la temperatura ha bajado, la necesidad de tomar algo calientito mientras se trabaja es casi imperante. Es como si tener una taza de “algo” en el escritorio fuera el motor que enciende la mente para comenzar la jornada.

“El rol del líquido es regular la temperatura corporal, mantener las mucosas hidratadas y favorecer la función del riñón a través de formación de orina adecuada, ya que ese ahí donde se elimina lo que no sirve al organismo”, explica la nutricionista Gloria Rebolledo de Clínica Dávila.

Por eso, afirma que la hidratación de cualquier persona tiene que ser durante el día y para saber si se está haciendo lo correcto la orina no puede ser de color amarillo intenso.

“En las oficinas estamos expuestos al aire acondicionado que por su funcionamiento hace que se resequen aún más las mucosas y por tanto, elevan el requerimiento de líquido”, comenta.

Para este objetivo de hidratación recomienda no beber líquidos que tengan aporte de calorías, y optar por cualquier tipo de agua, soda y que sea purificada.

“Puedes tomar aguas de hierbas sin azúcar o con endulzante, y las aguas de cocción de fruta natural, endulzadas o sin azúcar y sin la fruta. O jugos polvo diet para las que no les gusta el agua”, dice.

Aparte, aconseja preparar agüitas perras con cáscaras de naranja o limón para hidratarse.

Estimulantes

Ahora si se quiere levantar fuego la opción estará en preferir té, café o maté. La elección dependerá de las características personales, ya que algunos con un café quedan muy activos y otros con solo un té, según cuenta el doctor Andrés Ogino, especialista en medicina arquetípica evolutiva y nutrición (doctorogino@gmail.com). Pero la clave está en establecer un horario para cada taza de ese “algo”.

“El té blanco, verde, rojo y negro son de la misma planta y tienen diferentes grados de fermentación y se diferencian por el grado de concentración de teína y su efecto estimulante. En ese sentido, el oolong, negro y rojo son más concentrados y sirven para la mañana, el blanco y verde para la tarde”, detalla.

También está la alternativa del café, pero que sea en granos y no instantáneo. Pero, ojo que estimula pero sin dar energía vital. “Dan un impulso al sistema nervioso para que esté más atento, pero si estás cansado después de su efecto tendrás que descansar”, advierte el doctor.

Sin embargo, si se sufre de colon irritable será mejor buscar otra opción estimulante para las mañanas en las hierbas como romero, tomillo, perejil, clavo de olor, jengibre rallado y una pizca de cúrcuma.

De todas maneras, la nutricionista indica que tanto el té como el café no serán fuentes de hidratación porque tiene una alta concentración de cafeína y teína, respectivamente. “El café es un agresor gástrico y eleva la presión arterial, si vas a tomar que no sea más de 2 a 3 tazas, al igual que el té que si se toma después de las comida dificulta la absorción de hierro que aportan los alimentos”, opina la nutricionista.

El caso del mate es estimulante y su consumo está restringido a personas con problemas de presión arterial. “Para que sea considerado hidratación debe ser sin azúcar ni miel”.

Para el doctor Ogino, lo bueno del mate es que es estimulante y elimina el apetito. Menciona, además, como una alternativa válida para despertarse al chocolate, pero que sea de cacao crudo orgánico y tomarlo con leche de almendras o leche de arroz. También para las mañanas.

Relajar nervios

Las posibilidades para equilibrar estados nerviosos y el estrés de las jornadas laborales es jugar con las hierbas medicinales. El doctor Ogino, aconseja preparar infusiones con 3 a 4 hierbas, donde la cantidad de hierbas secas será de 1 cucharada de té por una taza de agua hervida. Hay que dejarlo reposar por 5 a 8 minutos. “Para el nerviosismo está la melisa, toronjil, manzanilla, tilo y flores de lavanda que relajan bastante”.

También está la opción de infusiones que se pueden hacer con jengibre, se deja hirviendo por al menos 10 minutos la raíz.

Digestivas

Las hierbas que son infalibles son las ricas en aceites como albahaca, tomillo, melisa, toronjil cuyano, manzanillas, diente de león, bailahuén, boldo, ajenjo. Y también el anís, hinojo y eneldo.

Estas son recomendadas consumir después de las comidas y a mediodía, que es la hora de la digestión.

Con esta información, dice el doctor, jamás se debe volver a mezclar hierbas o productos estimulantes con sedantes.

Si se pregunta, que sirve para la noche y pasar unos felices sueños, una mezcla perfecta del recetario del especialista en nutrición evolutiva terapéutica, es melisa con miel tilo y flores de lavanda.