Francia confirma que el bisfenol A es riesgoso para la salud del feto

Se utiliza frecuentemente en la fabricación de botellas y envases plásticos, latas de refresco y empaques de alimentos.

AFP
Ma. 09 de abril de 2013, 13:26
Más Ménos
Foto de Claudio Bueno

Foto de Claudio Bueno

PARIS.- Francia anunció el martes que pedirá a la Unión Europea reforzar los controles sobre el bisfenol A, sustancia presente en envases plásticos y latas de conservas, tras un estudio que advierte que su uso por mujeres embarazadas puede tener efectos nocivos en la salud de sus hijos.

La Agencia francesa para la Seguridad Alimentaria (ANSES) "confirma" los efectos potencialmente nefastos de ese producto presente en muchos artículos de uso cotidiano.

Tras el estudio, efectuado sobre animales, la agencia francesa llamó en particular a las mujeres embarazadas a evitar consumir alimentos enlatados, por los riesgos para el feto, que podrían luego desarrollar cáncer de mama.

El bisfenol A se utiliza frecuentemente en la fabricación de botellas y envases plásticos, latas de refresco y empaques de alimentos. El bisfenol A, o BPA, por sus siglas en inglés, puede encontrarse también en el revestimiento de botellas plásticas y envases, así como en recibos de caja registradora, por lo que la Agencia llamó igualmente a las cajeras a adoptar precauciones.

La ANSES también pidió a las mujeres embarazadas que eviten beber de fuentes "policarbonadas" que se hallan en muchas oficinas, que serían "una fuente de exposición al bisfenol A".

Considerado un disruptor endocrino, el bisfenol A ha sido vinculado ya por algunos estudios a problemas del sistema nervioso, desórdenes reproductivos, diabetes, enfermedades cardiovasculares y obesidad.

Hace un año, el Parlamento francés aprobó la prohibición del BPA en todos los envases de alimentos desde 2014 y ya en 2013 para los productos destinados a niños menores de tres años.

Esta medida permitirá reducir el riesgo de ingestión de comida contaminada por esta sustancia química. La UE, Estados Unidos y Canadá han prohibido ya el uso en biberones, donde está presente esa sustancia química industrial, que según el nuevo estudio presenta riesgos para la salud.

La agencia francesa había ya advertido, en septiembre del 2011 de los efectos potencialmente nefastos del BPA. En esa ocasión, el director general de la ANSES, Marc Mortureux, llamó a remplazar esa sustancia química cada vez que fuera posible, "en una lógica de prevención".

Esta vez la Agencia fue más lejos en su advertencia, al tomar en cuenta "por primera vez" las exposiciones reales de la población al bisfenol A por la alimentación, el aire que se respira y también por el contacto cutáneo.

En base a los estudios efectuados sobre animales, y tomando en cuenta los niveles de exposición, la agencia francesa concluyó que existe "un riesgo potencial para los niños que van a nacer sobre mujeres embarazadas expuestas" al bisfenol A.

"Los efectos identificados conciernen una modificación de la estructura de la glándula mamaria en el feto, que podría favorecer un desarrollo tumoral ulterior", indicó la agencia.

La población está principalmente expuesta a este producto mediante su alimentación (80% de la contaminación), sobre todo con las latas de conserva, que contienen con frecuencia un revestimiento interior con BPA, precisó la agencia.