Mujeres abusadas exponen las crudas frases de sus atacantes

Una fotógrafa comenzó hace unos años un proyecto que hoy reúne a cientos de personas abusadas, revelando -como desahogo- escalofriantes palabras que escucharon de sus victimarios al momento del ataque.

Por Ángela Tapia. F., Emol
Lu. 17 de junio de 2013, 08:21
Más Ménos
"Tú lo sedujiste" -(dijo) la familia de él. (Yo tenía 17, él 25), dice una de las fotografías de las víctimas en el blog de Brown.

"Tú lo sedujiste" -(dijo) la familia de él. (Yo tenía 17, él 25), dice una de las fotografías de las víctimas en el blog de Brown.

Projectunbreakable.tumblr.com

“Solo tomará diez minutos”. “¿Puedo poner la mano ahí?”. “Esto se supone que duele; no puedo disfrutarlo si sigues llorando”, son apenas algunas de las frases que cientos de víctimas de abusos sexuales han compartido en internet, y que forman parte del proyecto “Unbreakable”.

Éste comenzó el año 2011, luego de que la fotógrafa de la Escuela de Artes Visuales de Manhattan, Grace Brown, escuchara impactada la historia de una amiga, abusada en su adolescencia. El relato contaba de cómo su amiga había sido abusada por un joven que se aprovechó de que ella dormía completamente borracha en una fiesta.

“Aunque había escuchado un montón de historias antes, ésta me afectó en particular y me hizo darme cuenta de qué tan común es esta tragedia”, explica ella en su sitio web. Al día siguiente de que compartieran con ella el mal recuerdo, decidió fotografiar a su amiga, quien escribió en un cartel una frase que aún recordaba de su abusador.

Grace subió la imagen a internet, esperando que otras personas lo vieran, y como resultado, en un par de meses ya recibía fotos desde lugares como  Australia y los Emiratos Árabes.

No importa el lugar que sea –un pueblo chico, una gran ciudad o un continente completamente distinto- esto sigue sucediendo”, comentó la fotógrafa al diario canadiense The Star, donde ha llegado en una especie de gira que lleva tiempo haciendo a distintos países para seguir retratando casos.

Según ha explicado, su modo de trabajo consiste en reunirse con una víctima, sin hablar mucho con ella, para intentar darle su espacio, y solo le pide que escriba en un papel la frase de su abusador, que ojalá, quieran dejar ir de sus cabezas.

En ocasiones, y dado el sensible tema con el que trabaja, la sesión fotográfica se transforma en un verdadero escape para las personas afectadas. “He estado con gente que se ha sentado, me ha contado su historia y ha llorado en mis brazos”, confesó al medio inglés The Guardian.

En ocasiones, no se trata de expresar las palabras de los violadores, si no que, peor aún, los duros comentarios que familiares y amigos les hicieron a las víctimas, cuanto éstas revelaron lo que había sucedido. “No digas nada o él va a ir a la cárcel… Y tus primas te van a juzgar”, dice uno de los carteles sostenido por una mujer abusada. La cita fue de su madre.

“Al compartir sus experiencias, a veces por primera vez, es una forma que tienen de dejar ir sus historias, supongo”, explicó Grace. “Ellos me dicen que (después) se sienten más ligeros. Alguien me dijo que se sentía como una persona completamente diferente, después que le tomara la foto”.

La idea de este proyecto es, de alguna forma, como explica su creadora, “tomar el poder sobre las palabras que fueron usadas en su contra”, junto con sensibilizar acerca del tema de los abusos sexuales y el silencio que por años mantienen las víctimas, que se complementa con las charlas que Grace lleva tiempo dando en colegios de su país.

El éxito de esta iniciativa ha llevado a la revista Time a nombrar su blog en Tumblr, como uno de los treinta mejores que se deben seguir.

Allí, la fotógrafa invita a quienes hayan experimentado algún tipo de abuso sexual, físico o emocional –hombre o mujer de cualquier condición sexual- a enviar su imagen a projectunbreakablesubmissions@gmail.com

“Tengo una niña de 13 años que envió su historia (su cartel decía: ‘Cierra los ojos. Esto puede que duela un poco’), y mujeres de más de 70. No importa cuán joven o viejo seas, siempre habrá un montón de tristeza asociada a las palabras”, explicó Grace.

Para quienes deseen enviar sus imágenes, se les pide en el sitio web del proyecto que ésta sea clara y con una frase fácil de leer. Ésta última debe ir entre comillas y la persona -ya sea mostrando su rostro o no- debe aparecer sola en la foto.

Cuando son en otro idioma como español, francés, portugués, etc., los carteles suelen ir en el idioma de origen de la víctima y además, con la traducción al inglés.

Mira AQUÍ las fotografías de la galería con la traducción de las frases.