Gobierno de Piñera
NACIONAL
China: Buzos revisan barco hundido en el río Yangtsé y cifra de fallecidos sigue aumentando
La lluvia ha complicado las tareas de rescate de los 424 desaparecidos que dejó el accidente. Los muertos ya llegaron a 18 y todo indica que el número seguirá creciendo.
Agencias
Miércoles 3 de Junio de 2015  03:51

Foto: Agencias/Archivo
JIANLI.- Decenas de buzos revisaban el miércoles un barco que zozobró en el río Yangtze tratando de ubicar a 424 desaparecidos, muchos de ellos turistas de edad avanzada, luego de que la cifra de muertos en el que podría ser el peor desastre marítimo de China en casi 70 años se duplicó a 18.

La televisión estatal mostró fotos de los equipos de rescate, algunos encima del casco volcado del crucero Eastern Star, trabajando durante la noche.

Un auténtico ejército de 4.600 de bomberos, militares y policías, entre ellos varios cientos de buceadores, han trabajado toda la noche por turnos para intentar sacar a más personas y asegurar el barco (que se dio la vuelta y cuya quilla sigue siendo visible) a fin de evitar que se hunda completamente.

Hasta ahora sus esfuerzos han dado pocos éxitos, llevando al hallazgo de sólo 14 personas con vida.

Unos 200 buceadores siguen trabajando alrededor y dentro del casco, según detalló una fuente militar, que agregó que la operación ha sido complicada por la intensa lluvia que cayó durante la mayor parte de la noche en la zona, y que se ha reanudado a mediodía tras una breve pausa.

Entre los rescatados se encontraba una anciana que quedó atrapada en una bolsa de aire en el barco, que se hundió durante un tornado en el río la noche del lunes.

El desastre del Yangtze podría tener un número de muertos superior a las 304 personas que fallecieron cuando un ferry se hundió en Corea del Sur en abril del 2014.

El área de búsqueda del Yangtze se ha ampliado hasta 220 kilómetros río abajo, dijo la televisión estatal, lo que sugiere que muchos cuerpos podrían haber sido arrastrados lejos de donde el barco se fue a pique en el río crecido por la lluvia.

Angustiados familiares de algunos de los pasajeros se enfrentaron con funcionarios en la ciudad de Shanghai, donde muchas de las personas a bordo habían reservado sus viajes, enojados sobre lo que dijeron era falta de información.