EMOLTV

Promesa del atletismo chileno cuenta por qué se "desilusionó" y revela la decisión clave de cambiar EE.UU. por Europa para lanzar su carrera

Martina Weil conversó con Agenda Deportes Emol TV.

22 de Septiembre de 2022 | 22:30 | Redactado por Felipe Lagos B., Emol
Emol/Agencias
Martina Weil es una de las grandes promesas del atletismo chileno, y con 23 años ya está rompiendo varias marcas que la ilusionan con los grandes escenarios.

La deportista, hija del gran balista chileno Gert Weil y la histórica atleta colombiana, Ximena Restrepo, fue la invitada de Agenda Deportes Emol TV, donde habló de diversos temas, los momentos complicados y la situación que la llevó a dar el salto.


"No me esperaba tener resultados tan buenos este año, ha sido un año espectacular, la verdad es que no lo esperaba después de una operación y un cambio de entrenador", dijo en primer término Weil, dueña de la plusmarca de los 400 metros planos.

Desde que se fue a Europa a trabajar con el ex atleta belga, Jacques Borlée, su crecimiento es tremendo y ella misma considera esa decisión como fundamental para dar el envión necesario.

"Yo cambié entrenador, me fui de Estados Unidos un poco desilusionada por muchas cosas. Hablé con mis padres para darme este año como funcionaba y todo salió muy bien. Empezamos a mediados de febrero a distancia con él, después yo llegué a Bélgica y allí todo fue personal", indicó.

En esa línea, la joven destacó que "estoy bajo un sistema muy distinto, me gané el respeto de mi nuevo entrenador y los resultados están viniendo, con las condiciones que son espectaculares. Estoy muy cómoda ahora y eso es lo más importante para un deportista, en Estados Unidos estaba incómoda en todo sentido, las clases eran difíciles, la comida no me gustaba y la relación con los entrenadores no era la mejor".

Y la situación que la "desilusionó" del país estadounidense y su paso por la universidad, continúa diciendo que "fue todo muy complicado por el tema de covid, en mi etapa universitaria, suben los niveles de estrés. En Estados Unidos estuve casi dos años y medio, salvo el tiempo del covid-19 donde tuvimos que salir. Tenía muchas expectativas, mi mamá fue muy exitosa en la universidad y le fue muy bien en Estados Unidos, y desde chica siempre decía que quería lo mismo. Pero llegar allá y ver que no era lo que yo quería, fue duro, y las cosas no se dieron".

Por otro lado, sobre su relación con su entrenador en Estados Unidos, consignó que "mi relación con el entrenador no se dio, vino a Chile y fuimos a comer con mis papás, hizo grandes promesas conmigo, las cuales no se cumplieron. En la universidad se pusieron odiosos por el tema de los malos resultados, fue un problema que se vio exacerbado por problemas de plata y la pandemia".

Pese a ello, indica que "yo no me arrepiento de ir a la universidad en Estados Unidos, en una competencia tan grande, te enseña mucho, de competir contra rivales que corren más rápido que tú. Todos corren increíble y eso como atleta es una enseñanza muy grande".

Asimismo, la deportista entrega un sabio consejo a los jóvenes que quieren seguir sus pasos: "Es necesario salir de la zona de confort y competir con los mejores, y que te ganen. No es rico perder, pero prefiero no ganar ante un buen nivel, que ganar ante rivales que no son fuertes".

La experiencia europea


En cuanto a sus días en Bélgica, donde entrena en un centro con todas las comodidades, Weil sentencia que se siente muy cómoda, ya que le permite seguir creciendo como deportista.

"Llegar a un entrenamiento y saber que me cuesta, porque hay rivales que son más rápidas, es importante, enfrento a rivales que son más potentes y que me obligan a crecer", plantea.

Prosigue diciendo que "en Bélgica hay una enorme cultura deportiva, en los 400 metros, ellos tienen un equipo completo. El proyecto es grande, para incluir a jóvenes promesas para que sigan mejorando su nivel, hay un sistema que te apoya y es una gran diferencia con Chile".


Y comparándolo con nuestro país, sindica que "eso en Chile es difícil, no hay entrenadores específicos, como por ejemplo para los 400 metros. Los entrenadores no se pueden centrar en el alto rendimiento, porque tienen otros trabajos y no le pueden dar todo el interés".

"El nivel en torneos escolares en Chile es alto, pero falta el tema del alto rendimiento y competir fuera del país, eso es lo que falta. Los entrenadores, a veces, se quedan con los atletas y faltan seguir el proceso. Se necesita formar mejor a los atletas, hay que pensar en el largo plazo y no hay proyectos armadas, invertir en el alto rendimiento", pidió.

De sus inicios en el deporte, reconoció que "yo jugaba básquetbol y me cambié solo por tener una beca universitaria en Estados Unidos, cuando era chica no había un equipo de básquetbol chileno como el actual. Si quería tener la beca, dije que tengo que ponerme a correr y hacerlo. Un tiempo entrenaba las dos cosas, tanto básquetbol y atletismo".

"A mi primer Sudamericano me llevaron porque una de las seleccionadas no pudo ir, al principio fue difícil, pero salimos terceras y allí me di cuenta que me encantaba, y que quería representar a Chile, que era lo que quería hacer", recordó.

Del momento de su decisión de renunciar a la beca universitaria en Estados Unidos, confiesa que "estuve varios meses mal, yo tenía un plan muy grande y todo se perdió estando allá, veía que quería crecer en el atletismo y me di cuenta que no lo iba a lograr. Hablé con mis papás y les dije lo que pasaba, y al final me fui a Bélgica tras terminar el año académico".

"Fue duro en su momento, como en shock, cuando me dieron opciones y una de ellas era retirarse. Mi mamá me retó, pero fue duro irme a Estados Unidos y luego cambiarme de nuevo en otra parte, fue duro. También dije si Bélgica no funciona, me voy a estudiar nomás, pero no fue fácil cerrar un capítulo, porque ahora me di cuenta que me gusta demasiado", completó.

Weil es tajante al hablar del apoyo familiar y el hecho de tener dos padres tan exitosos durante sus carreras atléticas: "Ser hijo de ellos es lo mejor del mundo. Es lo máximo, nunca tengo que explicar nada. Es increíble tener que mandarle los tiempos a los papás y te digan todo de forma clara, es increíble, es lo máximo, entienden lo que me pasa".

Por último, sobre sus sueños y aspiraciones, mira de cerca los Juegos Panamericanos Santiago 2023, donde asegura que "correr bien allí sería un sueño, de hacer mi mejor marca en los Panamericanos. Sería difícil un podio, pero llegar a una final sería increíble, para hacerlo tengo que correr más rápido".

"Hoy me siento cómoda, hallé mi lugar y entiendo lo que estoy haciendo, ahora en Bélgica. En Estados Unidos habían momentos en lo que no sabía lo que estaba haciendo, ahora estoy alineada con mi entrenador, entiendo lo que él me dice y me da una tremenda ilusión para el futuro", cerró.

Mira el programa completo



¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores