Las historias de algunos de los tripulantes y pasajeros a bordo del avión siniestrado de la FACh

Una geógrafa, un general, dos hermanos y un trabajador que acababa de enviudar son algunas de las personas que se trasladaban a la Antártica a bordo de la aeronave con la cual se perdió el contacto en la tarde de ayer.

10 de Diciembre de 2019 | 13:26 | Por S. Barraza, N. Ramírez y M. Herranz, Emol

38 personas, entre ellos tres civiles, viajaban en el avión C-130 de la FACh.

El Mercurio
SANTIAGO.- Treinta y ocho personas subieron al avión C-130 de la FACh, al cual se le perdió el rastro la tarde de ayer, cuando se dirigía desde la Base Aérea Chabunco, en Punta Arenas, a la Base Aérea Antártica.

Esta mañana, y tras contactarse con sus familiares directos, la FACh dio a conocer el listado de los pasajeros y tripulantes que abordaron la aeronave, de los cuales treinta y dos son miembros de la FACh –dos de ellos son hermanos–, tres funcionarios del Ejército –incluyendo un General– y tres civiles –un estudiante universitario y dos trabajadores de una empresa externa–.

Ésta es la información que se conoce hasta ahora acerca de algunos de los tripulantes y pasajeros del avión:

General de Brigada Daniel Ortiz Vidal (Ejército): Es uno de los oficiales del Ejército que fue ascendido en 2018, cuando se renovó todo el alto mando por el multimillonario fraude en esa institución. Recientemente, tras el estallido social en el país, fue nombrado Jefe de la Defensa (la máxima autoridad) en Chillán durante el estado de emergencia que se decretó en esa ciudad. Estando a cargo del estado de emergencia en la zona declaró que no se justificaba declarar toque de queda.

Sargento 2° Cristián Venegas Godoy (FACh): Es oriundo de Futrono, en la Región de Los Ríos, desde donde emigró tras terminar sus estudios, para ingresar a la Fuerza Aérea. Según indicó su hermana, Daniela Venegas, a Canal 13, tenía pensado jubilar a fines de este año para poder volver donde su familia. No tiene hijos y sí una pareja, en Santiago.

Leonel Cabrera Campos (Civil): Es electricista y trabaja en Inproser Ingeniería, una empresa externa que presta servicios a la FACh. Según conoció Emol, se trasladaba a la Antártica para realizar la mantención post-venta de un producto.

Jacob Pizarro Gatica (Civil): Es electromecánico soldador y se desempeña hace tres años en la misma empresa externa. Tiene 38 años y es de la comuna de San Bernardo. Según indicó su tío, Alberto Valdivia, a Emol, tiene dos hijos –de 2 y 6 años– y enviudó hace pocos meses. Lo definió como una persona alegre. Hace poco había viajado a la Antártica y estaba entusiasmado con volver. De hecho, llamó a su hermana cuando estaba en Punta Arenas, expresándole su emoción por la travesía.

Ignacio Parada Gálvez (Civil): Estudiante de Ingeniería Civil Química en la Universidad de Magallanes, donde obtuvo una beca por su excelencia académica y el año pasado realizó una pasantía en España. Ahora realizaba su práctica profesional y viajaba a la Antártica a recoger información sobre el sistema de agua potable de la Base Frei Montalva.

Claudia Manzo Morales (FACh): Geógrafa de 37 años, la única mujer que viajaba en el avión que se declaró como "siniestrado", como personal a contrata de la FACh. Estudió Geografía en la Universidad Católica de Valparaíso y realizó un Magíster en Medio Ambiente en la Universidad de Santiago.

En el avión también viajaba Jeremías Mancilla Díaz, como personal a contrata de la FACh; y el Sargento 2° Luis Mancilla Díaz, de quienes se sabe que son hermanos.
Ediciones especiales
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores