Colo Colo baja su 28° estrella tras vencer a Palestino

Tras el 1-1 del primer tiempo, los albos sellaron su triunfo con dos goles en el complemento. Palestino terminó con diez hombres.

20 de Diciembre de 2008 | 20:42 | El Mercurio Online

Imagen repetida. Barrios marcó el primer de hoy, el 18° personal en el Clausura.

Juan Ernesto Jaeger, El Mercurio.

SANTIAGO.- La final se palpitaba desde el 1-1 del Nacional. Ese que dejó a Palestino con la esperanza de campeonar y a Colo Colo con el recuerdo latente de la final perdida en el Apertura ante Everton.


Pero hoy, sábado, los albos no estaban para pasar sobresaltos. Desde el inicio del pleito Colo Colo planteó una actitud agresiva y ofensiva. Los dirigidos por Marcelo Pablo Barticciotto mostraban convicción y buen fútbol.


Por su parte, el joven plantel de la visita acusaba el golpe de presión del lleno absoluto y, claro, también de estar jugando una final ante la plantilla más alta del país.


Los número son elocuentes. Colo Colo llegó, al menos, 5 veces antes del minuto 27.


Cuando el cronómetro marcaba ese momento, Millar tocaba con Torres y éste metía un balonazo profundo para que Daúd Gazale avanzara por la banda derecha del ataque y sacara un centro rasante.


El pelotazo llegó al borde del área chica y Zelaye no logró cruzar el balón, cosa que sí hizo Lucas Barrios, que se tiró con su botín derecho para abrir la cuenta e igualar la marca de Luis Hernán Álvarez como goleador histórico de los albos.


Recién a los 32 minutos Palestino saludó a Cristián Muñoz con un tiro desde 40 metros a cargo de Víctor Aquino. El meta local vio tranquilamente cómo el balón pasaba a 4 metros de su palo derecho.


Pero llegó el minuto 37 y Madrid se paró en la esquina derecha de la defensa para servir un corner. Y Luis Pavez apareció en el primer palo y conectó el balón con la frente y ésta se fue al fondo del arco, tras pasar entre el poste y Domingo Salcedo. Uno a uno.


Justo cuando Pavez conectó el balón, Barrios le dio un cabezazo provocando la conmoción de ambos jugadores. Es más, el ariete argentino quedó sangrando, por lo que fue tratado con un vistoso vendaje que curbió todo su cráneo.


En la segunda fracción, Colo Colo salió decidido a terminar con la angustia, con el suspenso, con la espera. Y comenzó a pavimentar la vuelta olímpica a los 50 minutos.


Domingo Salcedo trepó por la banda izquierda tras recibir un pelotazo de 40 metros. Por el centro picaban Barrios y Gazale.


El guaraní cruzó la pelota y apareció el penquista para meterse en el área y vencer la débil resistencia de Rogel.


De ahí en más, el Cacique dominó las acciones. Palestino intentó algunos acercamientos al arco de Muñoz, pero los árabes mostraron que cuando se trata de atacar no tienen buenos argumentos.


Y todo terminó cuando corría el minuto 61. Barrios recibe un pase largo.  El argentino regatea por la puerta izquierda del área árabe, retrocede y aparece Millar, Barrios le toca la pelota y el volante se mete por el centro del área, llevándose a tres defensores y al meta Rogel. Millar, solo frente al arco, sólo tuvo que empujarla y celebrar.


A los 74', se fue expulsado, con roja directa, Jean Paul Pineda por insultar a Carlos Chandía tras un supuesta falta no sancionada.


El resto, los nervios de los minutos que el reloj quemaba. La desazón de Luis Musrri. Las ansias de Barticciotto. La entrada de Moisés Villarroel para despedir su paso por Colo Colo y la salida de Lucas Barrios para sellar su triunfal paso por la tienda alba.


Ya es historia: Colo Colo alcanzó su 28° estrella.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores